En carta hallada entre su ropa, escolta culpa al #LordFerrari de ordenar golpiza

viernes, 18 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Sergio González Ibarra, cuyo cadáver fue localizado ayer en la habitación de un hotel en Atizapan de Zaragoza, Estado de México, aseguró que su jefe Alberto Sentíes Palacios, #LordFerrari, le ordenó golpear al automovilista de nombre Jair. Entre las ropas del escolta la policía encontró hojas escritas a mano relacionadas con una declaración sobre los hechos ocurridos el pasado viernes 11 en la avenida Viaducto Tlalpan, y que fueron grabados por otro conductor que circulaba por la zona. De acuerdo con el testimonio del escolta, ese día, al salir de su oficina custodiando a Santíes Palacios, la camioneta de Jair se le cerró al vehículo que manejaba su jefe, un Ferrari rojo con placas PYU 57-55. Sentíes indicó a González Ibarra que detuvieran al conductor de la camioneta, pero éste se negó, y fue entonces cuando le exigió que lo golpeara. “Él da la orden de golpearlo y cuando ve que lo graban me dice que ya lo deje”, dice la carta. Después de la agresión, agregó, Santíes Palacios le aseguró que arreglaría el asunto, pero después lo hizo que firmara su renuncia a la empresa Jess, con dirección Picacho Ajusco no. 130-301. “Me dijo no tengas miedo todo lo tengo arreglado y vea cual nada de arreglo solo me empinó a mí […] no se vale todo lo que sacan en los medios por parte del acusado y que no fue así el video es la prueba de todo”, se lee en la nota encontrada en las ropas de Sergio González Ibarra, de 38 años de edad. De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, esas hojas serán analizadas a través de pruebas de ADN y la toma de huellas dactilares, así como periciales de grafoscopía. Por la mañana, la dependencia capitalina informó en un comunicado que según los resultados de la necropsia, el escolta de Sentíes Palacios –quien en agosto de 2011 enfrentó un proceso penal por el delito de delincuencia organizada en agravio de un notario de la ciudad de Uruapan, Michoacán– murió de un infarto al miocardio. Asimismo, destacó que Sergio González ingresó al hotel el pasado miércoles 16 y se registró con otro nombre. Por su parte, el procurador de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez, precisó que la dependencia a su cargo sólo se hará cargo de indagar la razón de la muerte, en tanto que el incidente del Ferrari será investigado por la Procuraduría capitalina. "Lo que corresponde a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México es estrictamente determinar más causas de la muerte de esta persona, y en su oportunidad determinar si se trata de un suicidio, de un homicidio, o de alguna otra circunstancia que halla dado lugar al infarto al miocardio", dijo.

Comentarios