Analiza Semarnat conflicto por la rueda de Mancera en Chapultepec

miércoles, 2 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Rafael Pacchiano Alamán, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), informó que la dependencia a su cargo revisa el conflicto generado por la instalación de una rueda de la fortuna en el Bosque de Chapultepec promovida por el gobierno de la Ciudad de México, para saber si puede intervenir. No obstante, recordó que el bosque es un área natural de dominio estatal y no federal. El funcionario respondió así a la prensa, luego de participar en el foro “El Acuerdo de París, un desafío para el planeta”, organizado en el Senado de la República. Y es que las protestas vecinales contra la instalación de la atracción mecánico-turística continúan. Un grupo de vecinos de diferentes colonias de las delegaciones Miguel Hidalgo y Cuauhtémoc hicieron una clausura simbólica del espacio donde se ubicará la Gran Rueda de la Fortuna, con el argumento de que viola el uso de suelo y no cuenta con los estudios necesarios para su operación. Más: el pasado lunes el diario La Jornada publicó que el diagnóstico de viabilidad del proyecto se basó en la opinión de 14 personas; entre ellas, la de la empresa concesionaria del espacio. El reporte agregó que el mismo documento advierte que permitir la operación de la iniciativa privada sería visto “como un proyecto de privatización de un espacio público tan apreciado por la sociedad”. Ese mismo día, el portal de noticias 24 Horas informó que vecinos opositores a la instalación de la Gran Rueda planean acudir ante tribunales federales –pues no confían en los locales– para detener su puesta en operación, debido a que, dijeron, viola las leyes de valor ambiental y el uso de suelo. Incluso, manifestaron su temor de que con este proyecto se beneficie al empresario René Aziz Checa, director del Fideicomiso ProZoológicos de la Ciudad de México, quien antes fue director de Grupo Divertido, desde donde impulsó la instalación de ruedas del mismo tipo en Guadalajara y Monterrey.

Comentarios