Denuncia 'Lord Ferrari” campaña mediática en su contra; exige la intervención de la CDHDF

lunes, 11 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El empresario Alberto Sentíes Palacio, conocido como ‘Lord Ferrari’, denunció una campaña mediática en su contra por parte del Gobierno de la Ciudad de México, y pidió la intervención de la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF) para que supervise las acciones de la Procuraduría capitalina. En un video de 1:48 minutos que subió a YouTube para defenderse de los señalamientos, luego de que su chofer Sergio González Ibarra –encontrado muerto en un hotel de Atizapán, estado de México– lo acusó de ser el responsable de la golpiza que propinó al automovilista Jair Alberto Gómez, el pasado 11 de marzo, ‘Lord Ferrari’ dijo que no confía en las autoridades de la Ciudad de México. Aseguró que él y su familia han cooperado con el gobierno de Miguel Ángel Mancera, sin embargo, agregó, éste ha desatado una persecución injustificada, con diligencias abusivas y averiguaciones previas sin elementos de prueba. “Con esto han violado el debido proceso legal a que tengo derecho, así como al principio de presunción de inocencia”, puntualizó. Añadió: “Todos sabemos que en este momento hay mucha presión sobre las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México, y están buscando distraer la atención con otros temas”. Según Setíes Palacio, ha sido objeto de una campaña mediática y “he pedido a mis abogados que atiendan puntual y legalmente cada uno de estos procedimientos hasta que existan las condiciones que garanticen el debido proceso hacia mi persona”. De igual manera, pidió al jefe de Gobierno de la Ciudad de México garantizar un proceso justo en su contra por presuntos delitos de defraudación fiscal y por el caso del joven golpeado por uno de sus escoltas. “En ningún momento estoy desligándome de las leyes, no existen garantías en este momento. Esto es una cacería de brujas“, acusó el empresario. Este lunes, en entrevista con Radio Fórmula, Sentíes Palacio afirmó que siempre ofreció su apoyo al joven agredido por su escolta y se llegó a un acuerdo, pero la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México “sigue sacando cosas en mi contra”. Insistió que están utilizando su caso como “un distractor”, además de que –dijo– se está manejando información falsa en los medios de comunicación y no siente respaldo o seguridad para que se siga un proceso justo en su contra. “Quieren ponerme como distractor de algunos problemas que el gobierno trae en este momento”, apuntó. Recordó que cuando acudió a declarar por lo ocurrido con Jair no lo detuvieron, y que no se le informó de la orden de cateo que hicieron en su domicilio. Sentíes Palacio no quiso ofrecer detalles sobre su paradero, pero reiteró su petición de garantías de un caso justo, pues “lo que pienso es que esto es una cacería de brujas por medios informativos. Esto es una injusticia porque no tienen las bases”, subrayó. Sobre el supuesto fraude por 50 mil dólares a Misael Vázquez, el empresario dijo no conocer a esta persona, y aseguró que él no ha defraudado a nadie. El pasado lunes 4 Alberto Sentíes Palacio obtuvo el perdón de Jair Alberto Gómez, y se comprometió a ratificarlo ante las autoridades correspondientes con el propósito de dar por terminada la controversia que inició el pasado 11 de marzo, cuando el empleado de seguridad de ‘Lord Ferrari’ golpeó al automovilista y le provocó lesiones que tardan en sanar más de 15 días, además de que robó dos teléfonos celulares y una tableta. Por los delitos de robo y lesiones se inició una averiguación previa en la Procuraduría General de Justicia capitalina, que indaga a Sentíes Palacio por su presunta responsabilidad en el hecho, luego de que el escolta dio a conocer en una carta que fue su jefe quien le ordenó atacar a Jair. El 17 de marzo González Ibarra murió de un infarto al miocardio en un hotel de Atizapán, Estado de México, y la carta fue hallada en la bolsa de su pantalón. De acuerdo con el testimonio del escolta, el 11 de marzo, al salir de su oficina custodiando a Santíes Palacios, la camioneta de Jair se le cerró al vehículo que manejaba su jefe, un Ferrari rojo con placas PYU 57-55. Sentíes indicó a González Ibarra que detuvieran al conductor de la camioneta, pero éste se negó, y fue entonces cuando le exigió que lo golpeara. “Él da la orden de golpearlo y cuando ve que lo graban me dice que ya lo deje”, decía la carta. Tras la agresión, agregó, Santíes Palacios le aseguró que arreglaría el asunto, pero después lo hizo que firmara su renuncia a la empresa Jess, con dirección Picacho Ajusco no. 130-301. “Me dijo no tengas miedo todo lo tengo arreglado y vea cual nada de arreglo solo me empinó a mí […] no se vale todo lo que sacan en los medios por parte del acusado y que no fue así el video es la prueba de todo”, se lee en la nota encontrada en las ropas de Sergio González Ibarra, de 38 años de edad.

Comentarios

Otras Noticias