Autos con engomado rojo y azul, los más afectados por la contingencia

martes, 24 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por quinta vez en menos de dos meses la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) activó la Fase 1 de Contingencia por ozono y ordenó que dejen de circular los autos con engomado rojo y azul, los mismos que el sábado pasado, durante la cuarta contingencia tampoco pudieron circular. Según el reporte de la Comisión, a las 15:00 horas la estación Camarones, en el noroeste del valle, la concentración de ozono marcó 151 puntos en el índice de calidad del aire, registro con el que se activó la medida de restricción ambiental para los vehículos con placas 3 y 4 y 9 y 0, sin importar el tipo de holograma que porten. Con esta nueva medida suman tres veces en menos de un mes que a los vehículos con terminación de placas 3 y 4 y 9 y 0 se les obliga a no circular. El pasado 4 de mayo –en el tercer día de contingencia– y el sábado 21, los propietarios de autos con estas terminaciones y engomados tuvieron que asumir las consecuencias de la contaminación de los más de cinco millones de unidades que circulan a diario en la ciudad. Como ya comienza a hacerse costumbre desde el pasado 5 de abril –cuando entraron en vigor las nuevas medidas restrictivas del programa Hoy no Circula–, ciudadanos expresaron su enojo en las redes sociales por la medida y culparon al jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera de las afectaciones. “De nuevo no circulamos, me lleva!!! Y le sumamos que estamos sin metro por sus obras mal planeadas. Echémosle la culpa a los 200 RTP que contaminan más que cualquier otro vehículo. ?#?NefastoMancerita”, escribió América Nieves. La ciudadana se refirió al desprendimiento de tierra en la obra vial que la Secretaría de Obras del gobierno capitalino realiza debajo de la línea 2, a la altura de Tlalpan y el Circuito Interior. El incidente obligó a detener durante toda la mañana el servicio de Xola a Taxqueña y a destinar 200 autobuses de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y 50 del servicio concesionado para atender a los miles de pasajeros afectados. La medida también generó caos vial en la zona sur de la ciudad. Las protestas por la restricción vehicular siguieron en Twitter con la etiqueta “DobleHoyNoCircula”. @jl_montenegroj escribió: “Al paso que vamos, los autos con engomado azul circularán sólo los domingos que caigan en número par y en luna llena”. ?@AleLaDelTuiter_ opinó: “Si piensas que tienes mala suerte, piensa en los de engomado azul y rojo que el #DobleHoyNoCircula les tocó viernes, sábado y mañana”. ?@Alessa_DL  demandó: “Ya ,@ManceraMiguelMX, aplica el #DobleHoyNoCircula toda la semana y deja de ching#$%& solo a engomados rojo y azul”. Consenso para homologar verificación Apenas el lunes por la noche, el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera se reunió con integrantes de la CAMe, incluida la Secretaría de Medio Ambiente federal, para afinar los detalles de las medidas de regulación ambiental en la zona que, se prevé, anuncien después de las elecciones del próximo 5 de junio. En entrevista, este martes adelantó que uno de los consensos es la homologación de la verificación ambiental –protocolos y equipo de los verificentros– en al menos la capital, Hidalgo y el Estado de México. Con esta medida, los propietarios no podrán verificar sus unidades si tienen adeudos de multas o trámites pendientes en cualquiera de estas entidades. Mancera Espinosa agregó que también se habló de la posibilidad de aplicar un “fondo verde” generado por un impuesto a las gasolinas, aunque no hubo acuerdo. Más tarde, el titular de la Semarnat Rafael Pacchiano acudió al Senado de la República para informar de los avances de la CAMe para atender el problema del aumento de la contaminación. Ante los legisladores reconoció que un factor que elevó los índices de contaminación este año fue que de junio a diciembre del 2015 el parque vehicular que circula diariamente en la zona se incrementó en 1.7 millones de vehículos. Recordó que los automóviles contribuyen con 88% de los precursores de ozono en el Valle de México. El Premio Nobel de Química, el mexicano Mario Molina afirmó que la congestión vehicular es un problema asociado los altos picos de ozono y que “al resolverla, permitirá que también la calidad del aire mejore en la zona metropolitana del Valle de México”.

Comentarios