SEP y PGJ capitalina van contra el caso Montessori Matatena

viernes, 6 de mayo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Procuraduría General de Justicia capitalina, dieron un vuelco a la investigación contra Leopoldo Rafael Duarte Pereda, presunto abusador del colegio Montessori Matatena, al confirmarse que al menos tres niños sí fueron víctimas de abuso sexual. La SEP conformó ayer un grupo integrado por las direcciones generales de Desarrollo de la Gestión e Innovación Educativa y de Acreditación, Incorporación y Revalidación, para realizar una investigación “rigurosa y exhaustiva”, y en apenas 24 horas entregó los resultados en la que reconoció errores y emitió recomendaciones. Por su parte, la Procuraduría capitalina envió el expediente del caso a un juez penal del Reclusorio Norte luego de que se obtuvieron pruebas “fehacientes” del agravio sexual presuntamente cometido por Duarte Perea contra al menos tres de los menores cuyos padres interpusieron denuncia De la investigación realizada por la SEP se desprende que la Dirección de Incorporación de Escuelas Particulares y Proyectos Específicos y la Supervisión de la Zona Escolar 110 de la Administración Federal de los Servicios Educativos de la Ciudad de México (AFSEDF), “no implementaron de manera oportuna ni eficiente ni rigurosa las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de las obligaciones en materia de protección y seguridad de los educandos”, señaló la dependencia en un comunicado. La investigación, que se llevó a cabo luego de que Nuño se reuniera ayer con padres de los menores afectados, también señala que “fue clara la laxitud, falta de pertinencia, pericia, sensibilidad y oportunidad” en el actuar de los servidores públicos competentes para atender una queja presentada por los padres el 8 de diciembre de 2015. “Igualmente, fue evidente el incumplimiento contumaz de las disposiciones mencionadas por parte del colegio Montessori Matatena”, abundó la SEP. La dependencia informó que su comisión investigadora observó “debilidad” en los instrumentos y criterios para llevar a cabo las inspecciones porque no consideran aspectos fundamentales en la operación de los planteles relacionados con el actuar de los prestadores del servicio y su interacción con los alumnos, “lo cual es más grave aun tratándose de menores en edad preescolar”. Ante ello, la comisión de la SEP emitió recomendaciones para “atender este indignante caso”, establecer mecanismos para mitigar las posibilidades de que suceda nuevamente y asegurar que la reacción de las autoridades educativas sea “eficiente, rigurosa y oportuna en el futuro”. SEP endurece sanciones El documento incluye nueve recomendaciones, algunas de las cuales la SEP ya había mencionado el jueves pasado pero hoy las endureció. Ayer anunció la suspensión de los funcionarios que no realizaron sus funciones con la debida eficacia y oportunidad y hoy determinó su cese definitivo “con base en lo establecido en las normas administrativas y laborales aplicables para el caso”. También reiteró el retiro permanente de la autorización para operar servicios educativos prescolares al colegio Montessori Matatena, y además hoy ordenó dar vista a las autoridades educativas estatales de toda la República a fin de evitar que los propietarios y directivos de dicha escuela puedan operar servicios educativos en todo el país con ese nombre o con cualquier otro. Además de brindar apoyo y atención psicológica a los niños y padres de familia del colegio, anunció que establecerá contacto con cada uno de los miembros de la comunidad vinculada a los 33 menores que asistían al centro para ayudarlos a integrarse a otros centros educativos. La SEP también propuso diseñar y poner en operación sistemas y procedimientos de prevención oportuna, denuncia y atención inmediata en casos en los que se presuma el abuso de menores en instituciones públicas y privadas, así como un Sistema de Alerta Temprana que detecte a alumnos en riesgo con necesidad de apoyo especial para el desarrollo de sus habilidades sociales y emocionales. Asimismo, la SEP ofreció toda la cooperación, información y coadyuvancia a la Procuraduría capitalina para la investigación respectiva y su procesamiento en los tribunales correspondientes. Además, se comprometió a informar a la sociedad en un plazo no mayor a 30 días las acciones realizadas para el cumplimiento de las recomendaciones. PGJ consigna el expediente Luego de que peritos de la Procuraduría confirmaron que al menos tres niños sufrieron abuso sexual por parte de Leopoldo Rafael Duarte Pereda, esposo de la directora del colegio Montessori Matatena, el expediente fue enviado a un juez penal del Reclusorio Norte. La dependencia informó que se obtuvieron pruebas “fehacientes” del agravio sexual presuntamente cometido por Duarte Perea contra al menos tres de los menores cuyos padres interpusieron una denuncia, y por ello se determinó ejercer acción penal en su contra. El sujeto enfrenta la acusación por el presunto delito de abuso sexual agravado en perjuicio de tres menores de edad, el cual se comprobó mediante pruebas sicológicas practicadas a los menores. Ahora el juez penal deberá resolver la situación jurídica del sujeto, quien laboraba como administrativo desde hace más de 10 años en el colegio, y se espera que libre la orden de aprehensión en su contra. En días pasados la Interpol emitió una ficha azul en su contra para evitar que abandone el país. El juez de la causa penal analizará hoy los argumentos pruebas e indicios entregados por la Procuraduría capitalina y determinará si libra orden de aprehensión o de comparecencia contra el imputado. La semana pasada Duarte Perea compareció ante la gente del Ministerio Público para solicitar el cierre de la averiguación previa y el no ejercicio de la acción penal en sus contra al considerar que no existen elementos probatorios de las acusaciones en su contra. Incluso Álvaro Carrillo, abogado del presunto abusador, afirmó el pasado 28 de abril, cuando su cliente acudió ante el Ministerio Público de la Fiscalía de Atención a Delitos Sexuales, para presentar su declaración por escrito, en la que se declaraba “inocente”, que ningún estudio reflejaba que los niños hubieran sufrido abuso sexual. Sin embargo, según otras denuncias que han salido a la luz con los casos actuales, no es la primera vez que Duarte Perea cometía este tipo de abusos. El abuelo de un niño que asistió en 2006 a ese colegio denunció que su nieto también fue víctima del presunto pederasta. Incluso las autoridades sospechan que además de los abusos sexuales Duarte Perea podría ser parte de una red de pornografía infantil por lo que la PGJ incautó todo el equipo de cómputo del colegio y ya investiga. Hay contradicciones: abogado Álvaro Carrillo, abogado del presunto abusador acusó contradicciones en el expediente de su cliente, en el que primero se afirmaba que no había pruebas sobre abuso sexual contra los niños. “En el expediente hay pruebas que son contrarias a las que practicó la Procuraduría, no son nuevas pruebas, son pruebas que están contradiciéndose entre sí”, afirmó en entrevista con MVS Noticias. Los menores, explicó, fueron sometidos a análisis físicos y psicológicos practicados por la Fiscalía de Delitos Sexuales de la Procuraduría capitalina en los que se determinó que los niños no están afectados y luego se practicó una prueba psicológica, que no se justifica en el expediente, que concluye lo contrario. “En el expediente no (se) justifica practicar una nueva prueba en que la conclusión del psicólogo entrevistador es contraria a la primera prueba practicada”, afirmó. Recalcó que en varias pruebas practicadas a los menores los resultados señalan que no están afectados y en la prueba sicológica “sí presentan, no en lo físico sino en lo psicológico, emociones o reacciones propias de un niño afectado sexualmente”. Carrillo confirmó que su cliente sigue en el país y también que el equipo de cómputo del colegio fue entregado a la Procuraduría por la representante legal del colegio.

Comentarios