Piden investigar por qué desmembraron al gorila 'Bantú” durante necropsia

lunes, 11 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En respuesta a imágenes difundidas por medios de comunicación, donde se ve el cuerpo de Bantú –el único gorila macho de tierras bajas occidentales en nuestro país que falleció el pasado miércoles 6–, destazado en una plancha de metal, el especialista en fauna silvestre y director de la asociación civil Conservación Sin Fronteras, Juan Carlos Sánchez, pidió un dictamen público sobre la causa del deceso y el motivo del desmembramiento del primate. Vía telefónica, el también colaborador de la Asociación Mexicana de Primatología, comentó a Apro: “Vi las imágenes y es terrible. Es la primera necropsia que veo que se hace así. Nunca había visto que cercenaran un cuerpo de esa manera, que lo desmembraran así. Es muy importante hacerlo de la manera adecuada con un corte desde la parte inferior de la barbilla a la ingle, se corta el esternón y se desprende la lengua, esófago, tráquea, vísceras y se toman muestras de esta última. “Lo anterior, porque incluso ya muertos, animales tan valiosos como éste tienen un valor biológico. Por ejemplo, se pueden disecar o conservar músculos. Todos los zoológicos tratan de aprovechar todos los elementos, eso es muy importante y en este caso no entiendo por qué hicieron eso”. Luego de que la Secretaría del Medio Ambiente del gobierno capitalino (Sedema) informó el deceso de Bantú a causa de un paro cardio-respiratorio –justo cuando permanecía sedado para su traslado con fines reproductivos del Zoológico de Chapultepec al de Guadalajara–, diversas asociaciones nacionales como Proyecto Gran Simio, Black Jaguar y White Tiger se manifestaron por lo que acusaron podría ser una negligencia por administración de sobredosis de anestesia. Otras organizaciones como el Frente Ciudadano Pro Derecho Animal informó que posiblemente denunciaría a las autoridades del zoológico por maltrato animal ante instancias como la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México. El viernes pasado, la Sedema anunció la suspensión del médico veterinario zootecnista Juan Arturo Rivera Rebolledo, director de Zoológicos y Vida Silvestre del gobierno capitalino, con el propósito de generar “condiciones de absoluta transparencia en la investigación de las causas del fallecimiento del gorila Bantú”. Este lunes, la Comisión de Derechos Humanos capitalina anunció que iniciaría una investigación por omisión en la protección y conservación de especies en peligro de extinción contra la Sedema. “Habría que ver en el protocolo, por qué se ordenó ese desmembramiento, usualmente se toman segmentos de piel, músculo, hueso y se cortan pequeños cubos de hígado, intestino, riñón para tener una mayor certeza de la causa del deceso, pero nada como lo que vi en diarios”, expresó Sánchez Olmos, biólogo por la Facultad de Ciencias de la UNAM, con 20 años de experiencia, especialmente en primates. El también colaborador de diversas organizaciones no gubernamentales, como la Asociación Mexicana de Primatología, comentó que mediante la Asociación Conservación sin Fronteras probablemente realizarán una petición para que el dictamen de la causa de muerte del gorila se haga público lo más pronto posible: “Sabemos que hubo un error y lo lamentamos pero sí se tienen que deslindar responsabilidades. De entrada, tendrá que responder Juan Arturo Rivera Rebolledo, recién separado de la Dirección de Zoológicos y Vida Silvestre de la ciudad”.

Comentarios