Periodistas y grupos civiles exigen renuncia del procurador Ríos por nulo avance en caso Narvarte

domingo, 31 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Familiares de las víctimas del multihomicidio de la colonia Narvarte, así como asociaciones de fotógrafos y organizaciones civiles exigieron al jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera la remoción del procurador Rodolfo Ríos Garza, por “el nulo” avance para resolver el caso, a un año de ocurrido. [caption id="attachment_449321" align="alignnone" width="1280"]Claveles y fotografías de las víctimas del caso Narvarte, frente a la Procuraduría de Justicia capitalina. Foto: Sara Pantoja Claveles y fotografías de las víctimas del caso Narvarte, frente a la Procuraduría de Justicia capitalina. Foto: Sara Pantoja[/caption] Durante una protesta que realizaron afuera de la sede de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ), en la que enlistaron las “negligencias y francas irregularidades” de la investigación a un año del crimen, demandaron que el mandatario local: “Tome cartas en el asunto y considere el ejemplo de otro caso que ha sido conducido bajo la consigna de ocultar los hechos, como lo es Ayotzinapa, donde ya fue removido el procurador por su falta de oficio y su poca capacidad para esclarecer los hechos, dar certeza, permitir el acceso a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición”. Los manifestantes responsabilizaron “directamente a Rodolfo Ríos Garza por el bloqueo para que se realicen las investigaciones necesarias. Hasta ahora, la PGJ se ha interesado más en defender su ‘verdad histórica’ que en resolver este ominoso multihomicidio”. Como parte del pronunciamiento que hicieron afuera de la sede de la dependencia que dirige Ríos Garza, aseguraron que a un año de sucedido el crimen en el que cinco personas fueron ejecutadas -todas con al menos una herida de bala, maniatadas, con huellas de tortura y de violencia sexual- “la investigación está peor que cuando empezó, debido a que las autoridades se han empeñado en realizar su trabajo con negligencia y francas irregularidades”. Entre los pendientes de la indagatoria, mencionaron que hay indicios de que más personas participaron en el crimen, pero la dependencia no lo ha aclarado. Tampoco ha determinado la secuencia de los hechos dentro del departamento 401 del edificio ubicado en el número 1909 de la calle Luz Saviñón, además de que no les ha mostrado los videos completos de los momentos previos y posteriores a los asesinatos. Línea sobre trabajo de Rubén, sin investigar Los inconformes destacaron que la PGJ no ha fijado una línea de investigación clara sobre el móvil del multihomicidio. Peor aún, Alma Espinosa, hermana del fotoperiodista Rubén Espinosa, aseguró que la Agencia Especializada para la Atención de Delitos Cometidos en Agravio de Periodistas no ha intervenido, pese a las pruebas de acoso y amenazas del gobierno de Veracruz que el fotógrafo documentó. “No hay ningún avance, no han volteado a ver esa línea de investigación. No se ha investigado el trabajo previo de Rubén ni el activismo de Nadia”, explicó. Tampoco, dijo, se ha hecho la ampliación de la declaración de los funcionarios de Seguridad Pública veracruzanos. “Hay mucha gente que quiere declarar y no les han tomado su declaración. Esa línea está detenida”. Durante el acto de protesta, integrantes del colectivo FotoReporteros Mx escribieron con cal en el piso “#1año sin justicia. Rubén”, frase que rodearon con claveles rojos y fotografías de Nadia Vera, Mile Virginia Martin, Alejandra Negrete, Yesenia Quiroz y Rubén Espinosa. En la pared de la PGJ otro colectivo -cuyos integrantes llevaban la cara cubierta- plasmó los rostros de la cinco víctimas y la leyenda “La ejecución de la Narvarte fue crimen de Estado”. Luego de la protesta, los manifestantes se dirigieron a la calle Luz Saviñón número 1909, donde fue cometido el crimen el 31 de julio de 2015. Ahí, frente al edificio, en la banqueta colocaron una placa metálica titulada “Justicia para Lxs 5”, los nombres de las víctimas y la frase “El multihomicidio cometido aquí, no ha sido resuelto”. Sobre la calle, los manifestantes pintaron en grande los retratos de las cinco víctimas, mientras que en el zaguán pegaron múltiples fotografías acompañadas con flores. Más tarde, se realizaron diversas actividades culturales, entre ellas danza, guitarra, poesía y una intervención urbana. En las actividades también participaron el Colectivo Voz Alterna, Periodistas de a Pie, Artículo 19, Derecho a Informar, Ojos de Perro, Grupo por los Derechos Humanos y la Justicia Social.  

Comentarios