"No hacer guerra de cada propuesta", pide Mancera a diputados en cuarto Informe

sábado, 17 de septiembre de 2016

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- A dos años de terminar su administración y con más de 60% de rechazo de los capitalinos, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, pidió a los diputados locales trabajar juntos y "no hacer una guerra de cada propuesta" legislativa. 

En su cuarto Informe de Gobierno, frente al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en representación del gobierno federal, reiteró su llamado "respetuoso pero enérgico" a la Presidencia de la República y a la Cámara de Diputados para que "no se ahorque a la Ciudad de México" en el presupuesto de 2017 y no se retire el Fondo de Capitalidad.

Tras un discurso de una hora y 25 minutos en el recinto de Donceles y Allende, el mandatorio local pidió a los legisladores trabajar en unidad. Sin referirse al grupo parlamentario de Morena --el cual se ha manifestado en diversas ocasiones en contra de algunos trabajos legislativos--, dijo:

"No hagamos una guerra de cada propuesta, porque cuando la guerra llega demuestra que falló el uso de la razón". Pidió hablar "el lenguaje de la gente" y no demorar "irrazonablemente las tareas que nos encomienda la gente porque con la demora premeditada de algunos generamos la desconfianza hacia todos nosotros".

Mancera Espinosa entró al recinto legislativo con 37 minutos de retraso. A ello le sumó al menos otros 10 para la salutación de quienes se ponían a su paso, lo mismo priistas que panistas y hasta morenistas.

Antes de comenzar a leer su informe, hizo un reconocimiento al arquitecto Teodoro González, quien murió ayer por la mañana. Enseguida, destacó la importancia de la aprobación de la reforma política de la Ciudad de México y los trabajos que la encaminan con la instalación de la Asamblea Constituyente, para lograr la primera Constitución de la capital del país.

El jefe de Gobierno destacó los números positivos de su administración en materia de desarrollo social, económico, de apoyo a niños, jóvenes, mujeres, y adultos mayores, así como de la economía, la infraestructura, la movilidad y la cultura. 

A la mitad de su discurso, cuando habló de los programas de apoyo a migrantes, envió "un saludo de solidaridad a los paisanos" y reiteró que el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, "no es bienvenido en la Ciudad de México". 

En seguida, llamó a las fuerzas pública, políticas y económicas a retomar la discusión  sobre el aumento al salario mínimo en el país, propuesta que desde el inicio de su administración ha tomado como bandera para crecer su presencia a nivel nacional. 

Reconoce inseguridad

Hacia la parte final de su informe y por escasos cinco minutos, el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera reconoció que en la Ciudad de México existe una "sensación de inseguridad, es la percepción del día". No obstante, aseguró que su gobierno "no está pasivo", sino con el entusiasmo para cambiar esa visión. 

En particular, reconoció su preocupación por el repunte de los homicidios en la capital, --2.4 en promedio al día, según la Procuraduría General de Justicia local--, pero quiso suavizar el hecho al decir que la mayoría de éstos son "por riña en la calle". 

Como novedad en su discurso, el mandatario capitalino hizo tres anuncios: la implementación de un Nuevo Sistema de Semaforización Inteligente, la puesta en marcha de tres corredores de transporte concesionado y un nuevo proyecto de transporte público en servicio exprés sobre las autopistas urbanas. 

Al informe del aspirante a la candidatura presidencial asistieron los gobernadores de los estados de México, Campeche, Aguascalientes, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Tabasco y Chiapas, así como representantes del PRD y Movimiento Ciudadano. 

Al salir del recinto, no sin antes repetir el tradicional momento de los saludos, las felicitaciones y las selfies, decenas de personas acarreadas, con globos y carteles en las manos y hasta con una coreografía estudiada, gritaron a Mancera: "¡Presidente, presidente!". Sin embargo, éste sólo los saludó de lejos y se apresuró a subir a su automóvil blindado. 

Comentarios