Mancera nombra a su amigo Julio César Serna como jefe de gabinete

martes, 20 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A punto de entrar a la recta final de su mandato y con los peores índices de aprobación de los capitalinos a cuestas, el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera reajustó el grupo compacto con el que cogobierna la ciudad al incorporar a otro cuadro a quien lo une su amistad desde la infancia: Julio César Serna Chávez, nuevo jefe de gabinete. Se trata del hermano de su no menos poderoso secretario particular, Luis Serna. El hasta hoy director general de la Central de Abasto (Ceda) ocupará el sitio que el pasado 15 de agosto dejó el perredista Javier González Garza. Así, dejará su lejana oficina en Iztapalapa para ocupar una en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, a unos pasos del despacho central del aspirante presidencial. Julio César y Luis son amigos de Mancera desde la niñez, cuando las puertas de su casa estaban abiertas para el hijo de una madre soltera con escasas posibilidades económicas que años después sería jefe de gobierno. Desde entonces lo acompañan y aconsejan. De hecho, servidores públicos que laboran en el gabinete central comentan que antes de tomar decisiones importantes, Mancera “no escucha a nadie más que a Luis”. Administrador de Empresas por la Universidad Iberoamericana y maestro en Administración Pública por el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), Julio César ingresó al servicio público en 1981. Y aunque ha tenido poca atención mediática, siempre ha estado cerca de Mancera Espinosa. Por ejemplo, cuando éste asumió la titularidad de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ), fue su secretario particular, cargo que después tomó Rodolfo Ríos Garza, el actual procurador y también amigo cercano del mandatario local. Más tarde, Julio César ascendió a la Oficialía Mayor de la dependencia y en enero de 2012 se integró como coordinador administrativo y de finanzas para la campaña política hacia la jefatura de gobierno. En diciembre de ese mismo año, cuando tomó posesión, Mancera lo nombró su asesor, pero pocos días después, le encomendó un tarea clave en la economía de la ciudad y del país: llevar las riendas de la Central de Abasto, el mercado mayorista más grande de América Latina, con una circulación anual de más de ocho mil millones de dólares. Sobre el nombramiento de Julio César, el jefe de gobierno explicó hoy en entrevista que éste hará “una labor de seguimiento para que todos los acuerdos que tenemos en el gabinete se cumplan en tiempo y forma. Esa es exclusivamente su labor, estar pendiente de que se cumplan”. Agregó que para el designar al nuevo coordinador de la Ceda, su administración enviará una terna con los candidatos al Consejo del organismo para que éste lo decida. El segundo cambio que ordenó Miguel Ángel Mancera en su gabinete fue en la Agencia de Gestión Urbana (AGU), donde José Slomianski Aguilar sustituirá a Fernando Aboitiz. El nuevo titular estaba al frente de la Dirección General de Servicios Urbanos en la Secretaría de Obras y Servicios (SOS).