Renuncia brazo derecho de Monreal y éste acusa campaña contra Morena rumbo al 2018

miércoles, 21 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Bastaron cuatro días de presión mediática y un vistazo a los expedientes de la Contraloría General del gobierno capitalino para que Pedro Pablo de Antuñano, brazo derecho del jefe delegacional de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, presentara su renuncia definitiva a la Dirección General Jurídica y de Gobierno de la demarcación. Sin embargo, el experredista y hoy delegado acusó que con este asunto “se busca desacreditar a Morena, porque es la principal fuerza política en la Ciudad de México y porque es el mejor partido posicionado para 2018”. Con fecha de 20 de septiembre, a las 9:30 horas, el segundo de a bordo en la demarcación gobernada por Morena se presentó en el área de Recursos Humanos de la demarcación y entregó su carta de renuncia dirigida a Monreal Ávila: “Por medio de la presente, comunico a usted que a partir de esta fecha y por así convenir a mis intereses, doy por terminada voluntariamente la relación de trabajo y por virtud de la cual venía prestando mis servicios en el puesto de confianza de Director General de Jurídico y de Gobierno, de acuerdo a lo estipulado por el artículo 5 de la Federal de Trabajadores al Servicio del Estado”. En el texto, agregó que a la fecha recibió el pago puntual de sus salarios “ordinarios, extraordinarios, descansos legales y semanarios, prima dominical, vacaciones, prima de vacaciones, aguinaldo anual y demás conceptos que se derivan de la Ley Federal de Trabajadores al Servicio del Estado y Ley Federal del Trabajo de aplicación supletoria”. La renuncia de De Antuñano se dio cuatro días después de que el pasado jueves 15 fue detenido en Polanco en posesión de 600 mil pesos en efectivo, cuya procedencia legal no ha podido comprobar en la Procuraduría General de Justicia capitalina ni la Contraloría General del gobierno de la ciudad. Al día siguiente, el ahora exfuncionario citó a conferencia de prensa para explicar que ese dinero es producto de “donaciones particulares” a la asociación civil Zumba Producciones a la que él pertenece. Entonces anunció que el lunes presentaría a Monreal Ávila su solicitud de separación temporal del cargo, en lo que la Procuraduría concluía la indagatoria que inició en la carpeta de Investigación CI-FSP/B/UI-B-3 C/D/01716/09-2016 en la Fiscalía Central de Investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Públicos. El sábado 17, el contralor general Eduardo Rovelo informó que la dependencia a su cargo inició una denuncia de oficio contra el ahora exfuncionario. Para el lunes 19, la Contraloría notificó a De Antuñano la suspensión de su cargo delegacional. Además, el presidente del PRD en la Ciudad de México, Raúl Flores, presentó una denuncia en la misma dependencia del gobierno local en su contra por presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita. En la querella, el exjefe delegacional en Coyoacán le solicitó realizar una auditoría sobre los permisos que otorgó durante el tiempo que estuco en el cargo. En esos días, el jefe delegacional Ricardo Monreal se dedicó a dar entrevistas en varios medios en las que dijo que el asunto de su excolaborador era “personal”, aunque no descartó que pudiera regresar al cargo si podía comprobar la legalidad de sus acciones. Ayer, el morenista cambió el tono de su discurso al asegurar que no “metía las manos al fuego” por ninguno de sus colaboradores delegacionales. Pero para esas horas, la carta de renuncia de De Antuñano ya estaba en su mesa. Lo investiga por extorsión Este miércoles, el diario Reforma publicó que el ahora exdirector Jurídico y de Gobierno de la delegación Cuauhtémoc, Pedro Pablo de Antuñano, es investigado por la Contraloría General del gobierno capitalino por cobros ilegales a dueños de bares y restaurantes para permitir su operación; además de presuntas autorizaciones irregulares y omisiones en la supervisión de obras. De acuerdo con la publicación, en lo que va del año, hay al menos nueve denuncias contra el exfuncionario y varios de sus colaboradores de las áreas que su cargo, como Vía Pública, Verificaciones, Mercados y Calificación de Infracciones. Las acusaciones contra De Antuñano se encuentran en la Dirección General de Contralorías Internas en Delegaciones, encabezada por Martín Pedro Cruz Ortiz. Según Reforma, líderes vecinales del corredor Roma-Condesa han denunciado establecimientos comerciales que operan sin permiso de uso de suelo, obras donde se violan sellos de clausura e invasión de ambulantes. Propietarios de negocios de dicho corredor, la Zona Rosa y restaurantes de la calle Río Lerma han dado a conocer ante líderes vecinales que los funcionarios cobraban cuotas que iban desde los 20 mil hasta los 100 mil pesos mensuales para poder operar. “Todo se arregla en una vertiente que no es la legal. Todos operan igual, no importa cuántas veces denuncies, y el Delegado (Monreal) se ha negado a tener un acercamiento siquiera a los vecinos a pesar de que se lo pedimos desde abril", reprochó uno de los afectados. Monreal acusa campaña contra Morena Este miércoles, el jefe delegacional Ricardo Monreal acusó que toda la polémica sobre su excolaborador Pedro Pablo de Antuñano es una estrategia mediática para desacreditar al partido que lidera Andrés Manuel López Obrador “porque es la principal fuerza política en la Ciudad de México y porque es el mejor partido posicionado para 2018”. Ante diputados morenistas en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, informó que denunciará a gobiernos delegacionales del PRD –al que él mismo perteneció–, durante proceso electoral de 2016. “No me voy a intimidar, no me voy a hincar, no me voy a doblegar. Lo lamentable es que ellos (PRD) han iniciado ya el proceso del 2018 porque saben que tienen perdida la ciudad y saben que Morena va a ganar la elección”, dijo. Ayer, el pleno de la Asamblea Legislativa aprobó citar a comparecer ante comisiones a Monreal Ávila para que rinda cuentas sobre diversos actos de ilegalidad, entre ellos el de su excolaborador. También solicitó a la Contraloría General que revise la evolución patrimonial de cada funcionario de la delegación Cuauhtémoc. Al respecto, Ricardo Monreal aseguró que esa decisión no es un compromiso con la transparencia ni la rendición de cuentas. Consideró que si así fuera, exigirían también el seguimiento a las más de 100 denuncias contra exfuncionarios públicos presentadas ante la Contraloría y la PGJ local por actos de corrupción que encontró al iniciar su administración en la Cuauhtémoc. Entonces, adelantó que presentará “con pruebas contundentes”, una demanda ante la Contraloría “por desvío de recursos por 687 millones de pesos contra el PRD y que invirtió ilegalmente en el proceso electoral reciente”. Agregó que la denuncia será contra cinco gobiernos delegacionales y tres secretarías durante el periodo electoral 2016.

Comentarios