Asaltan un Sanborns en la Doctores; detienen a un menor

martes, 6 de septiembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un menor de edad fue detenido por la policía capitalina por su presunta participación en el robo de esta mañana en una tienda Sanborns de la colonia Doctores; al momento de la captura se le aseguraron tres mochilas con parte de la mercancía hurtada y una pistola calibre 32 milímetros. El secretario de Seguridad Pública capitalina, Hiram Almeida, informó que la policía logró ubicar al menor y a otras dos personas que presuntamente participaron en el asalto, debido a los localizadores de los aparatos electrónicos que se llevaron. En entrevista radiofónica, el funcionario agregó que la autoridad también hizo el seguimiento de los ladrones a través del sistema de videovigilancia C4. En él se observó que otras personas participaron en el asalto y utilizaron una motocicleta y una bicicleta para huir con la mercancía. Almeida Estrada añadió que el menor detenido tiene antecedentes de al menos tres robos. Dijo que al momento de ser ubicados, dos de los presuntos ladrones lograron escapar mientras que el menor fue detenido. Con él también se recuperaron tres mochilas en cuyo interior había seis cámaras fotográficas, cinco lentes, 18 relojes, siete celulares y dos tabletas o iPads. El funcionario dijo que los encargados del establecimiento aún revisaban el inventario de la mercancía para saber si faltaban más objetos. El titular de la SSP local aclaró que el detenido, aunque es menor, sí es imputable, por lo que sería trasladado directamente a la Fiscalía Especializada de Atención a Niños y Adolescentes, donde se le seguirá el proceso correspondiente. Los hechos ocurrieron esta mañana en el interior de una tienda-restaurante Sanborns ubicada en la calle Luis Pasteur, esquina con la avenida Cuauhtémoc, colonia Doctores, casi frente al Hospital General en la delegación Cuauhtémoc. Según información de la policía capitalina, un par de jóvenes menores de 16 años –vestidos de pantalón de mezclilla, sudaderas negras y encapuchados– irrumpió en el negocio. Con una pistola, uno de los asaltantes amenazó a los trabajadores de la tienda mientras el otro rompía con un mazo las vitrinas para sacar los teléfonos celulares y demás aparatos electrónicos. Tras el hurto, los ladrones abandonaron en lugar. Ninguna persona resultó lesionada, aunque sí hubo algunas que sufrieron crisis nerviosas.

Comentarios