Sentencian a 150 años de prisión a 3 personas por secuestro exprés

domingo, 1 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Un juez dictó sentencia de 50 años de cárcel contra tres personas que secuestraron a dos empleados de una empresa transportadora, con el propósito de despojarlos de un cargamento de medicamentos. El juez 10 Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Norte, además de condenarlos a reparar el daño con la restitución de los bienes a la compañía afectada, les impuso una multa de 336 mil 450 pesos, informó la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México. El expediente del caso indica que el 28 de diciembre de 2014 los agraviados transitaban por la colonia San Felipe de Jesús a bordo de una camioneta, propiedad de la empresa en la que trabajaban, cuando fueron interceptados por los ahora imputados que viajaban en un automóvil Ford, tipo Gran Marquis, color negro. En el entronque de Periférico Norte y la avenida León de los Aldama, con arma en mano uno de los sentenciados amenazó a los trabajadores y los despojaron de su vehículo; los afectados, en tanto, fueron obligados a abordar el vehículo color negro en el que estuvieron secuestrados por más de tres horas. Después de recorrer diversas colonias de la delegación Gustavo A. Madero, fueron finalmente dejados en libertad, pero advertidos de que si volteaban serían atacados a balazos. Una vez a salvo, los agraviados acudieron a denunciar los hechos ante el agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial en Gustavo A. Madero Cuatro, quien inició averiguación previa por el delito de privación de la libertad, en su modalidad de secuestro exprés agravado. Al día siguiente, elementos de la Policía de Investigación (PDI) detuvieron a los indiciados en el cruce de Periférico y Eduardo Molina, colonia Nueva Atzacoalco, en la misma demarcación, y los pusieron a disposición del representante social que ejerció acción penal en su contra, luego de que las víctimas los reconocieron a través de la cámara de Gesell e integró los elementos de prueba correspondientes. Los imputados, quienes se acogieron a la Ley de Protección de Datos Personales, intentaron extorsionar a los agentes investigadores para no ser detenidos sin lograr su objetivo.

Comentarios