Sentencian a 315 años a expolicía por caso Narvarte

jueves, 19 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un año y medio después del multihomicidio en la colonia Narvarte, el juez 25 Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Oriente, sentenció al expolicía capitalino José Abraham Torres Tranquilino a 315 años de prisión y una multa de 57 mil 700 pesos por los delitos de feminicidio agravado, homicidio agravado y robo agravado y en pandilla. Se trata de la primera sentencia a uno de los tres imputados por el multihomicidio de la activista Nadia Vera, la modelo de Colombia Mile Virginia Martín, la maquillista Yesenia Quiroz, la trabajadora doméstica Alejandra Negrete y el fotoperiodista Rubén Espinosa, ejecutados el viernes 31 de julio de 2015 en el departamento 401del número 1909 de la calle Luz Saviñón. No obstante, Leopoldo Maldonado, de la organización Artículo 19 y representante legal de la familia de Rubén, aclaró que esta primera sentencia no esclarece el móvil del crimen ni determina si hubo más personas implicadas en el caso, como lo demuestran pruebas encontradas en el lugar de los hechos. Por su parte, la abogada Karla Michael Salas, representante de las familias de Nadia, Mile y Yesenia, comentó que, a reserva de conocer completa la resolución, ésta viene de un juicio cuestionado porque no se han agotado los peritajes fundamentales para esclarecer el contexto de violencia de género en el caso de los feminicidios ni los relacionados con la libertad de expresión. Los coadyuvantes coincidieron en que la sentencia no significa el cierre del caso pues existe una investigación abierta en la Fiscalía de Homicidios en la que siguen aportando pruebas. Además, aún están pendientes las sentencias de los otros imputados: Daniel Pacheco Gutiérrez y César Omar Martínez Zendejas, quienes también están presos en el reclusorio Oriente. La sentencia Este jueves, la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ) informó que el juez 25 Penal consideró “sólidas” las pruebas que ésta presentó para determinar que Torres Tranquilino es penalmente responsable de los delitos de feminicidio agravado diversos, homicidio calificado con ventaja, robo agravado en pandilla, y robo agravado del auto Mustang, propiedad de Mile Virginia Martín. En un comunicado, informó que además de los 315 años de condena, el expolicía capitalino deberá pagar una multa por 57 mil 708.75 pesos y le serán suspendidos todos sus derechos políticos. La dependencia agregó que, según el expediente del caso que elaboró, el 31 de julio de 2015 entre las 12:00 horas y las 15:00 horas, Abraham Torres, Daniel Pacheco y Omar Martínez “sometieron a sus cinco víctimas en el interior de un departamento ubicado en la calle Luz Saviñón, de la colonia Narvarte, donde las privaron de la vida”. Agregó que los tres huyeron llevándose seis mil pesos –que supuestamente robaron del departamento– y el auto Ford Mustang modelo 2006, que era de Mile Virginia Martín. La PGJ destacó que el proceso contra los otros dos probables implicados en el múltiple homicidio continúa en etapa de instrucción. José Abraham Torres Tranquilino fue capturado el 30 de agosto de 2015 en la delegación Iztapalapa. Fue el segundo detenido por el caso, luego de Daniel Pacheco. Se trata de un expolicía de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina cesado de la corporación luego de cometer tortura contra personas detenidas en un operativo en Tepito en el 2011. Por ese hecho, el joven fue acusado por ejercicio indebido del servicio público y sentenciado a cuatro años y ocho meses de prisión, pero obtuvo su libertad condicional en octubre de 2012. Según la PGJ, Torres Tranquilino tenía amistad con Mile Virginia Martín y fue por ello que los tres pudieron acceder al departamento para cometer el multihomicidio. Además, fue él quien se llevó el Mustang estacionado afuera del edificio tras cometer el crimen. Aún no hay móvil: Artículo 19 En entrevista con apro, Leopoldo Maldonado, de la organización internacional Artículo 19 y representante legal de la familia de Rubén Espinosa, consideró que la sentencia contra Torres Tranquilino “no conlleva necesariamente al esclarecimiento total del caso”, pues la PGJ no ha esclarecido el móvil de los hechos y ni ha determinado si participaron o no más personas en el multihomicidio de la Narvarte. “Esas siguen siendo asignaturas pendientes que la sentencia contra Abraham Torres no esclarece y que, por el contrario, debido a que se han negado a desahogar diligencias que para nosotros los coadyuvantes son fundamentales, hemos interpuesto un amparo desde julio del año pasado que sigue en trámite y que no se ha resuelto”. El abogado enfatizó que la dependencia aún no ha esclarecido si el crimen obedeció al trabajo periodístico que realizaba Rubén Espinosa para la revista Proceso y las agencias Cuartoscuro y AVC desde Xalapa, Veracruz, donde, igual que la activista Nadia Vera, fueron amenazados y obligados a exiliarse en la Ciudad de México, según lo denunciaron en medios de comunicación semanas antes de su asesinato. A reserva de conocer a fondo la sentencia –en el Juzgado 25 les informaron que sería emitida hasta el martes de la próxima semana–, Leopoldo Maldonado destacó que una vez que se cerró la instrucción en el caso de Torres Tranquilino, las coadyuvancias solicitaron de manera conjunta el establecimiento de medidas de reparación del daño. Por ello, adelantó que si no se tomó en cuenta su petición en la sentencia, analizarán una apelación. El abogado de Artículo 19 advirtió que con la primer sentencia, la PGJ “lo va a utilizar como una manera de tratar de cerrar el caso, cuando evidentemente no se ha cerrado. Sigue en curso un desglose en la Fiscalía de Homicidios y es sobre ese que estamos aportando pruebas y promoviendo diligencias porque siguen muchos cabos sueltos”. “Sin garantía, derecho a la verdad” Por su parte, Karla Michael Salas, abogada de las familias de Nadia Vera, Yesenia Quiroz y Mile Virginia Martín –la familia de Alejandra Negrete no aceptó la representación más que de la propia PGJ— adelantó que la resolución de la Juez 25 Penal “viene de un juicio que hemos cuestionado, porque no se agotaron peritajes fundamentales para esclarecer el contexto de violencia de género en el caso de los feminicidios, ni tampoco lo relacionado a la libertad de expresión”. En entrevista, agregó que aunque no conoce la resolución –pues “nos habían informado que sería hasta la siguiente semana”— el documento “no está garantizando el derecho a la verdad de las víctimas, elemento fundamental para una reparación del daño”. La litigante reiteró que el caso continúa abierto pues existe una investigación en la Fiscalía de Homicidios, en la que siguen aportando información para que la autoridad logre determinar el móvil. Incluso, adelantó que en los próximos días la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitirá una Recomendación sobre el caso, “en la cual confiamos, dé cuenta puntualmente de las acciones pendientes por realizar en el caso y contribuya a que el móvil del caso se aclare”. Al final, recalcó, “lo que esperan las familias, las organizaciones de periodistas, defensoras de derechos humanos, feministas y la sociedad en general, no son sentencias de cientos de años, sino saber por qué fueron asesinadas Yesenia, Mile, Alejandra, Nadia y Rubén”.

Comentarios