Taxistas exigen a Mancera 'dejar de tolerar” a 45 mil 'piratas”, incluidos Uber y Cabify

martes, 31 de enero de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Integrantes del Frente de Taxistas Concesionados Organizados de la Ciudad de México se manifestaron contra el gasolinazo del 1 de enero y el que se prevé a fines de esta semana y exigieron al jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera “deje de tolerar a los más de 45 mil delincuentes” que operan taxis sin concesión y propusieron apoyar la economía de los capitalinos al estar contra el incremento de tarifas. Rodeados de granaderos que los encapsularon en el Zócalo capitalino, Ignacio Rodríguez Mejía, vocero de los conductores también integrantes del Movimiento Nacional Taxista, demandó al funcionario “no hacerse de la vista gorda” y cumplir las disposiciones legales que norman y sancionan la prestación de servicio de taxi a través de aplicaciones móviles –en especial Uber y Cabify–, así como de los taxis “piratas” como los “Pantera”. Hugo Guerrero, vocero del grupo de permisionarios del aeropuerto Nueva Imagen, acusó que los taxistas señalados no cumplen con todos los gastos, impuestos y derechos. En su protesta, los taxistas rechazaron el alza del precio de los combustibles, así como el posible aumento a las tarifas del transporte. Cuando iban a realizar una conferencia de prensa, frente al Antiguo Palacio del Ayuntamiento, decenas de granaderos les impidieron el paso. “Pensamos que hay razones más allá de las visibles para que Héctor Serrano, secretario de Movilidad y Miguel Ángel Mancera sostengan su omisión en actuar contra esos conductores ilegales que delinquen. Al no cumplir la ley, la autoridad también delinque”, agregó el vocero del Movimiento Nacional Taxista, Ignacio Rodríguez Mejía. Los inconformes acusaron el endurecimiento de los operativos contra taxistas concesionados y, por el contrario, la “mano blanda u omisión” contra los “piratas” en los que englobaron a Uber, Cabify, Buggy Rides, entre otras. También destacaron que el gobierno capitalino no ha rendido cuentas respecto al 1.5% de fondo acumulado del cobro de validación vehicular que impone a Uber y Cabify; dijeron que esos ingresos no se consignan en la Secretaría de Finanzas ni en la Tesorería capitalina. Por último, demandaron la creación de un programa que “desregule la costosa y complicada tramitología” a la que están sujetos los taxistas y que con el Fondo de Apoyo al Transporte desarrolle un subsidio de vales de gasolina –tres mil pesos mensuales– para apoyar la economía del usuario.

Comentarios