De catrinas, mujeres salen a las calles de la CDMX para exigir justicia por jóvenes asesinadas

miércoles, 1 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Alrededor de un centenar de mujeres salieron a las calles del centro de la capital para recordar y exigir justicia por las jóvenes que han sido asesinadas en el país. Con el rostro pintado de blanco y sus cabellos adornados con flores de cempasúchil, denunciaron que el gobierno ha sido omiso a las manifestaciones de violencia por cuestión de género. Y criticaron que las alertas por violencia de género (AVG) “se han vuelto una decisión unilateral de gobernantes". La marcha arrancó a las 18:30 horas de la Catedral Metropolitana, pero las participantes llegaron desde las 16:00 para vestirse de “catrinas" y armar carteles con mensajes para repudiar la violencia femenina. “Quiero ser libre y no tener miedo de salir a la calle”, “ni una asesinada más”, rezaban algunos de ellos. El contingente lo encabezaron familiares de algunas de las víctimas, entre ellas Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlín Rivera Osorio, cuyo cuerpo fue hallado en una cabina telefónica en Ciudad Universitaria, en mayo pasado. O Sandra Soto, hermana de Serymar, presuntamente arrollada en el municipio de Torreón, Coahuila, por su pareja sentimental. Sandra ha denunciado la complacencia del juez de Control al otorgarle seis meses de plazo al principal culpable para que reúna las pruebas de su defensa. También se presentó la mamá de Claudia Alondra Suárez Correa, estudiante veracruzana que, se presume, fue apuñalada por su novio, ahora prófugo. “Ellas tenían sueños y se los arrebataron. No fue suicidio, fue feminicidio”, fueron algunas de las consignas. Las manifestantes marcharon por la avenida 5 de febrero, caminaron por Eje Central y finalmente llegaron al Hemiciclo a Juárez, donde instalaron una ofrenda y colocaron imágenes con los rostros de algunas mujeres asesinadas. En su pronunciamiento, el colectivo exigió la declaratoria de Alerta de Violencia de Género nacional, para “que no pueda ser vetada por ninguna autoridad local”. También la exposición “de manera clara y pública” de un plan de acción que especifique las áreas de injerencia de las autoridades gubernamentales, así como un esquema para contrarrestar los casos, y los recursos públicos que se destinarán para ello. “Hoy nos encontramos frente a una emergencia nacional que debe ser atendida urgentemente”, puntualizaron las mujeres, y exigieron que se resuelvan todos los feminicidios y se identifique a las víctimas que aún se encuentran en calidad de desconocidas. "Nos encontramos de luto por todas las víctimas que conocemos y desconocemos", subrayaron. Briseida Hermenegildo, del colectivo “Las del aquelarre” --uno de los grupos feministas convocantes a la marcha--, refirió que pretenden instituir “La marcha de las catrinas” cada 1 de noviembre, como una manera de visibilizar la violencia contra las mujeres. “A estas autoridades hay que gritarles en la cara. Ya sólo tenemos los cuerpos sin vida de nuestras hijas que siguen hablando y pidiendo que no nos callemos. Ellas amaban la vida, ellas no eligieron morir”, remató Araceli Osorio.

Comentarios