Con la oposición de Morena, asambleístas aprueban leyes de Reconstrucción y de Sustentabilidad Hídrica en la CDMX

sábado, 25 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Tras cuatro sesiones sin acuerdos políticos, finalmente los diputados de PRD, PAN, PVEM y PRI de la Asamblea Legislativa (ALDF) aprobaron en lo general las leyes de Reconstrucción, Recuperación y Transformación y de Sustentabilidad Hídrica para la capital. Ambas iniciativas fueron duramente cuestionadas por organizaciones sociales, ciudadanos y la fracción parlamentaria de Morena por reconvertir el sistema de aguas local y crear un mecanismo autónomo y con personalidad jurídica propia que abriría las puertas a la iniciativa privada por al menos 25 años. Y en el caso de la Ley de Reconstrucción, con especial controversia por la falta de consulta a las centenas de familias damnificadas por el sismo del 19 de septiembre; el origen del financiamiento para la reconstrucción, reparación y reforzamiento de los inmuebles, y la propuesta de redensificación en 35% de los inmuebles para costear las acciones de reparación. La votación de ambas leyes se caracterizó por la falta de difusión y publicación de los documentos previos que estuvieron en discusión en las comisiones dictaminadoras de ambas. También porque desde temprana hora se registró por tercera ocasión la presencia de damnificados a las afueras del recinto legislativo, mientras que los afectados del Multifamiliar de Tlalpan bloquearon en dos ocasiones la calzada del mismo nombre por los resultados de la votación. La sesión duró más de cinco horas, y fue una discusión encabezada principalmente por la fracción de Morena contra el resto de las bancadas. El encuentro se dio una vez que se agendara ayer el aplazamiento de la votación por falta de acuerdo entre dos dictámenes: uno que defendieron los diputados Leonel Luna y Mauricio Toledo, la versión del jefe de gobierno; y otro de las diputadas Margarita Martínez Fisher y Dunia Ludlow, de la Comisión de Vivienda. No obstante, al final la panista se adhirió a los acuerdos de la bancada del PRD, y la priista se ausentó de la sesión Finalmente, la votación de las leyes de Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México se aprobó en lo general con 35 votos favor, cero abstenciones y 17 en contra. La discusión se prolongó en lo particular pasado el cierre de esta edición. Y la Ley de Sustentabilidad Hídrica se avaló con 35 votos a favor, 15 en contra y dos abstenciones. Ley de reconstrucción La contienda arrancó una vez que las comisiones unidas de Presupuesto y Cuenta Pública que preside Mauricio Toledo (PRD); Administración Pública Local, con Adrián Rubalcava Suárez (PRI), y de Desarrollo e Infraestructura Urbana, Margarita Martínez Fisher (PAN), votaron en lo general la propuesta de decreto de Ley de Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México, a las 14 horas. En la sesión --en la que se reunieron 14 diputados de las tres comisiones y dos más de Morena, pero que no tuvieron voto por no pertenecer a comisiones-- también se votó a favor la dispensa de la lectura del dictamen, aunque se insistió en que todos los legisladores sí habían recibido el documento final. Una vez terminada la polémica, Fernando Zárate Salgado abrió la sesión a las 15:18 con la presencia de 39 diputados, sin el pase de lista de los 20 diputados de Morena y con la discusión primera de la Ley de Sustentabilidad Hídrica. La dictaminación de la Ley de Reconstrucción arrancó a las 18:34 horas con la dispensa de la difusión previa del dictamen y recibimiento casi inmediato de una moción suspensiva del legislador David Cervantes Peredo (Morena). Éste subió a tribuna y señaló que, a solicitud de damnificados --con quienes se reunieron por más de tres horas en la calle de Donceles para consultar la ley--, presentaban la proposición. “Es por una cuestión de procedimiento, dada la irregularidad con que viene funcionando la ALDF, en el procedimiento para la elaboración del dictamen, pues ni siquiera en reuniones unidas se presentó de manera física el dictamen. Además de la falta de consulta a los damnificados”. Tras esto arrancó la discusión entre los asambleístas, principalmente entre David Cervantes, Adrián Rubalcava, Mauricio Toledo, Leonel Luna, César Cravioto y Jorge Romero, quienes aprovecharon el tiempo para descalificarse y desdeñar la actuación de sus partidos a nivel nacional. “Llamo al respeto tanto a nuestros compañeros como al debate”, petición en la que insistió más de una vez el presidente de la Mesa Directiva, Zárate Salgado ante adjetivos como “Chilindrinas”, “inútiles”. Ya iniciado el debate, los morenistas insistieron en que el dictamen se resolvió en sesión privada, sin transparencia, y que ello genera ambigüedad en la responsabilidad de las secretarías de gobierno, a lo que Mauricio Toledo subrayó que los trabajos se dieron hoy en la madrugada, cuando todavía se enviaron los documentos. En su intervención, la panista Margarita Fisher llamó a la bancada de Morena a validar el documento. “En verdad buscamos respuestas técnicas”. Luego reconoció que, si bien no es un documento perfecto, “es el posible entre diferentes formas de pensar”. A las 20:38 se sometió a votación si el tema estaba “suficientemente discutido”, y a las 20:44 horas se aprobó en lo general con 35 a favor, 17 en contra y cero abstenciones Ley del agua La Ley de Sustentabilidad Hídrica de la Ciudad de México también fue votada en lo general, tras una discusión de tres horas, cuando finalmente se aprobó en lo general con 35 votos a favor de los legisladores de los partidos de PRI, PAN, PRD, PVEM y PT, y 15 en contra, todos de la bancada de Morena. También se registraron dos abstenciones: de los diputados Víctor Hugo Romo Guerra (PRD) y de Juan Gabriel Corchado Acevedo, de Nueva Alianza. La diputada Aleida Alavez, de Morena, presentó tres paquetes de reservas, para dictaminar más de diez artículos, principalmente por “exceder la facultad de la Asamblea Legislativa al transformar el sistema de agua”, pues --según insistió-- ésta es responsabilidad del primer Congreso de la Ciudad, cuando el 17 septiembre de 2018 entre en vigor la primera Constitución local”. “Contraviene el derecho humano al agua. El dictamen de ley sobrepone el valor económico sobre el valor humano. Se obliga al Estado a claudicar en su obligación de suministrar de manera eficiente el agua”, sentenció. La diputada también alegó que deberían establecerse los principios de máxima publicidad y transparencia; también fustigó la negativa a consolidar al Sistema de Aguas de la Ciudad de México como un organismo descentralizado autónomo y con personalidad jurídica propia, y pidió la consolidación una contraloría ciudadana. Sin embargo, los artículos propuestos fueron desechados y la votación en lo particular arrojó 33 votos a favor, 14 en contra y nuevamente la abstención de Corchado Acevedo. De esta manera se abrogó la Ley de Aguas del Distrito Federal. Ambas leyes aprobadas este viernes 24 por la ALDF serán remitidas al jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, para que posteriormente en un término de no mayor de diez días sean promulgadas.

Comentarios