'Aborteros” apuestan a la mentira para vender un crimen como falso derecho: Arquidiócesis

lunes, 1 de mayo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— A diez años de la despenalización del aborto en la Ciudad de México, esta “política” resultó un “fracaso” porque en ese lapso hubo 176 mil 355 abortos en la ciudad, que realmente son “asesinatos de niños inocentes disfrazados de falsos derechos”, asegura la arquidiócesis primada de México. En la última edición de su semanario Desde la fe, la arquidiócesis agrega: “A diez años de la despenalización del aborto, viene a confirmarse una cosa: el aborto es una apuesta por la violencia para desechar a los más débiles e indefensos, es una apuesta por la claudicación de la vida”. Y señala que de esta “cifra escalofriante” de 176 mil 355 abortos, “el 40 por ciento fueron practicados a mujeres con estudios de nivel medio superior, y no deja de llamar la atención la elevada cifra de adolescentes de secundaria que recurrieron a esa práctica: el 33 por ciento”. En su editorial titulado “Aborto, crimen abominable”, el semanario arquidiocesano indica: “Los aborteros (sic) han apostado a lo más fácil: el uso de la violencia y de la mentira para vender la mercancía del aborto como un falso derecho de las mujeres, porque no lo es; la mujer puede tener derechos sobre su cuerpo, pero el niño que lleva en su vientre no es su cuerpo, es una persona autónoma: por eso, decidir asesinarlo es un crimen abominable, no un derecho”. Señala que “la ambivalencia e hipocresía de políticos, activistas, defensores del aborto e intérpretes del derecho, protegen la rentabilidad de una industria inmoral y asesina que gana millones de pesos bajo la máscara de irreales bondades para tolerar ´violencias y males menores´ que no se publican en los periódicos, ni son notas de escándalo en medios de comunicación”. Exhorta también a los católicos para que se manifiesten y dialoguen con los legisladores, para que éstos a su vez prohíban este crimen, “disfrazado eufemísticamente como ´interrupción legal del embarazo´”.

Comentarios