Gobierno de la CDMX deberá indemnizar a familia de niño muerto por negligencia en albergue

miércoles, 3 de mayo de 2017 · 22:20
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de 11 años de transitar por el laberinto judicial, la familia de una menor de tres años de edad que falleció después de contagiarse de varicela en un albergue para mujeres víctimas de violencia y de recibir una mala atención en una clínica del gobierno de la ciudad deberá ser indemnizada con 20 millones de pesos por la administración de Miguel Ángel Mancera. Así lo resolvió este miércoles La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al considerar que el gobierno de la ciudad se encontraba en una posición de garante respecto de la vida de la niña y, más aún, que el personal médico adscrito al albergue no realizó exploraciones físicas y no ministró antibióticos a la menor de edad en un lapso de al menos 10 días. Según el expediente del caso, los hechos ocurrieron en 2004, cuando la madre, víctima de violencia intrafamiliar, acudió junto con sus dos hijos al Instituto de la Mujer del entonces Distrito Federal, en donde fue canalizada al ‘Albergue para Mujeres que Viven Violencia Familiar’. Aun cuando en aquel tiempo en dicho centro se había detectado un brote de varicela, la mujer aceptó quedarse. Durante su estancia en ese lugar, la menor de tres años se contagió de varicela. Luego de 10 días, la salud de la niña empeoró, por lo que tuvo que ser trasladada al Hospital Pediátrico de Tacubaya, donde fue sometida a un tratamiento con antibióticos y la regresaron al albergue, donde falleció a causa de una varicela complicada con sepsis. Por esta razón, la madre inició un juicio por responsabilidad civil en 2006, en contra del personal del albergue, de un médico del Hospital Pediátrico de Tacubaya y, del Gobierno de la Ciudad de México. En su resolución, la Corte  sostuvo que “faltó la valoración del impacto que los hechos tuvieron en la vida de la quejosa desde una perspectiva de género. Lo anterior se debe a que la decisión de romper con un ciclo de violencia intrafamiliar conlleva un proceso decisorio sumamente complicado, tras lo cual el albergue del Gobierno CDMX, lejos de permitir a la quejosa retomar su proyecto de vida, terminó por generar una serie de condiciones que concluyeron con el fallecimiento de la niña de 3 años. “De esta manera, en lugar de convertirse en una parte fundamental del proceso para romper con la violencia de género, lo ocurrido obstaculizó ese proceso para la quejosa y la privó de su hija, a lo cual debe agregarse que durante las primeras etapas del proceso se pretendió responsabilizarla parcialmente por lo ocurrido”, concluyó la SCJN.

Comentarios