Ante autorización del INAH, vecinos van por nuevo amparo contra L-7 del Metrobús

viernes, 23 de junio de 2017 · 20:28
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante la autorización federal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para la construcción de la Línea 7 del Metrobús sobre el Paseo de la Reforma, comités ciudadanos y vecinales de las colonias por donde correrá la obra interpondrán un nuevo amparo para detener el proyecto al que consideran “contrario a las leyes”. En conferencia de prensa en los alrededores de la “Estela de Luz”, residentes de las colonias Granada, Polanco, Juárez, Anzures, Cuauhtémoc y Lomas Altas anunciaron que buscarán un nuevo recurso legal contra la obra clave en movilidad del gobierno de Miguel Ángel Mancera. Según informó Quadratín, Víctor Juárez, del Comité Ciudadano de San Miguel-Chapultepec, buscarán un amparo bajo el argumento de que la obra violaría al menos cuatro leyes locales y federales. Estas son: la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico Arquitectónico del Distrito Federal; de Movilidad; de Consulta Ciudadana y la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos. Lo anterior -explicaron los inconformes- porque el documento de “Declaratoria de necesidad” se publicó a modo y un año después de que se iniciaran los trabajos; además, el cambio de la carpeta asfáltica se inició sin permisos; mientras que la autorización de explotación comercial se pactó de forma irregular. Juárez añadió que el recurso de amparo que presentarían esta tarde no es contrario al que la Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA) interpuso el pasado 18 de mayo, sino que “es un complemento”. Por ello, los vecinos exigieron que, pese a la autorización del INAH, el gobierno capitalino les presente el proyecto ejecutivo de la Línea 7 del Metrobús que correrá de Indios Verdes a Fuente de Petróleos, y que se realice la consulta pública. Consejería aplaude permiso del INAH Por otra parte, luego de darse a conocer el permiso total por el que el INAH autorizó la construcción de la infraestructura para la operación de la línea 7, el consejero jurídico del gobierno capitalino, Manuel Granados, expresó su beneplácito por la decisión federal. El funcionario afirmó que con la autorización del Instituto se otorga “certeza jurídica” de la obra. Agregó que con eso es posible que en la audiencia constitucional del próximo miércoles 28 de junio el Juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa, Fernando Silva García, resuelva levantar la suspensión total y provisional de la obra. “Tenemos la certeza jurídica porque todo lo que exigía el juez que podría estar afectado ya hemos demostrado que tenemos la autorización de la autoridad federal, que tenemos la autorización ambiental”, aseguró. Granados Covarrubias detalló que, luego de que el INAH emitiera su pronunciamiento, ayer a las 11 de la noche la dependencia capitalina presentó al Juez el documento federal como un “incidente” para el levantamiento de la suspensión”, es decir, como prueba superveniente para que cambie su resolución. “(El juez) en su primera resolución pidió que no se afectara la parte histórica y ambiental; nosotros ya le presentamos la Manifestación de Impacto Ambiental, el proyecto ejecutivo, los planos de la obra para que tenga certeza jurídica en torno a una solución que pueda darse en las próximas horas”, expresó. Ante el cuestionamiento de una reportera sobre las razones por las que se iniciaron las obras sin permiso -desde noviembre de 2016-, el consejero jurídico se excusó al decir: “esta es una obra muy amplia, por lo tanto, el INAH dijo que los permisos se iban a ir dando conforme avanzara la obra, pero las mesas de trabajo entre el gobierno federal y local llevan más de un año”. El consejero no negó que en un “siguiente litigo” buscará que la AMDA pague al gobierno capitalino las pérdidas económicas ocasionadas por esta suspensión. No publicidad en zonas protegidas De acuerdo con lo autorizado por el INAH, el gobierno capitalino -a través de la Dirección General del Metrobús-, deberá modificar el Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) que le dio a la empresa Medios de Publicidad SA de CV para la comercialización, instalación y exhibición de 898 espacios de publicidad a lo largo de los 15 kilómetros por donde correrá Línea 7. Y es que, en la edición 2120 que circula esta semana, Proceso publicó que el permiso MB/PATR/01/2017 ya prevé los espacios públicos más rentables para colocar anuncios comerciales. Uno de ellos es el tramo comprendido entre la estación del Metro Hidalgo y la Fuente de Petróleos, en particular, las dos estaciones que se habilitarán frente al Auditorio Nacional. Una tendrá 20 espacios, 12 rotativos, cuatro fijos y cuatro más digitales y; la otra, 17, ocho rotativos, cinco fijos y cuatro digitales. Sin embargo, el séptimo criterio de la autorización que ayer dio el INAH condicionó al gobierno capitalino al “retiro y restricción de elementos publicitarios en las zonas patrimoniales protegidas”. En el mismo documento, la dependencia federal aclaró que dentro de la ruta de 15 kilómetros hay dos vías que “deben ser consideradas monumentos históricos” y, por lo tanto, en ellas no debe haber publicidad. La primera es la Calzada de Los Misterios, en la que se ubican 15 esculturas que forman parte del sentido histórico y ritual de la ruta. La segunda es el Paseo de la Reforma, entre la avenida Juárez -donde se ubica la Torre del Caballito- hasta la Puerta de los Leones del Bosque de Chapultepec. Esta casa editorial informó que como parte del PATR, la mencionada empresa tendrá ganancias por 11 millones 570 mil pesos anuales durante un periodo de 10 años, según las cláusulas. A cambio, deberá ceder al gobierno capitalino 10% de los espacios digitales para la difusión de mensajes de información cívica y cultural, según lo disponga la Dirección General de Comunicación Social de la CDMX.

Comentarios