La Calzada de Tlalpan, entre atrapados y derrumbes (Video)

miércoles, 20 de septiembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A lo largo de Calzada de Tlalpan también hubo afectaciones: varios edificios se vinieron abajo y aún hay personas atrapadas; otros sufrieron daños estructurales y afortunadamente sus habitantes alcanzaron a evacuar e incluso sacar algunas de sus pertenencias. El edificio ubicado en el número 1171, de 10 pisos y 40 departamentos, tiene sobre su estructura dos espectaculares panorámicos con peso de seis toneladas cada uno. David Raya, quien es propietario del departamento 502, narra que los habitantes que se encontraban en el interior al momento del sismo, alcanzaron a desalojar el inmueble ante el derrumbe de muros internos de departamentos. Por fuera, a la altura del cuarto piso, en un extremo del edificio, se ve una cuarteadura de lado a lado; por el otro, a la altura del segundo, el muro se vino completamente abajo. Todos alcanzaron a evacuar a través de las escaleras que aún se sostienen en pie. Algunos habitantes aún trataban de sacar algunas pertenencias. Cientos de voluntarios llegaban en auxilio, pero el edificio permanece acordonado. En Avenida de Los Montes casi esquina con Calzada de Tlalpan, un edificio de siete pisos se partió en dos y una parte se colapsó. [video width="848" height="480" mp4="https://cdn.proceso.com.mx/media/2017/09/WhatsApp-Video-2017-09-20-at-14.37.29.mp4"][/video] Los socorristas afirman que hay personas con vida: una mujer que al parecer se encontraba en el cuarto piso y quien pidió auxilio; sin embargo, desde las 11:00 horas se perdió la comunicación. Con ella, se encuentra otra persona. Por los elementos caninos, saben que hay más personas con vida, pero se ignora cuántas. En el sitio, cientos de brigadistas pedían, a gritos: “hombres con palas, pico y equipo de rescate”. Mientras, sobre Calzada de Tlalpan aguardaban camiones de soldados y de carga con maquinaria pesada. Esperaban que la grúa lograra asegurar una estructura que colgaba del techo del edificio y que amenazaba con caer. A unos pasos, en el hotel Holiday Inn, los empleados resguardaban la entrada. Su actitud, chocaba con la solidaridad de los brigadistas y se negaban a darles acceso a la señal de internet.

Comentarios