En Álvaro Obregón 286 explotan contra autoridades: no hay información y nos abandonaron

martes, 26 de septiembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desesperados por la falta de información y el “abandono” de las autoridades, familiares de las personas atrapadas en el edificio Álvaro Obregón 286, derrumbado por el sismo del pasado 19 de septiembre, explotaron contra los gobiernos local y federal. Entre las últimas horas del lunes y la entrada de la madrugada de este martes, a punto de cumplirse una semana desde la tragedia, un grupo de familiares decidió romper el “acuerdo de silencio” impuesto por autoridades encargadas de la zona, que habían condicionado la información a cambio de que no hablaran con la prensa. Pero la opacidad en el manejo de las autoridades, evidenciada el lunes por la delegación de rescatistas colombianos, que dieron cuenta de la recuperación de seis cuerpos que habían sido ocultados, llevó a las familias a hablar con los medios de comunicación para denunciar la actitud gubernamental que los lastima. Maricela Castillo, tía de Michelle Fernanda Castillo, atrapada en los escombros, contó cómo la falta de información oficial profundizó el dolor de su familia. “A mi sobrina yo la encontré en el Semefo. Ya tenía varios días allí, pero nosotros estuvimos aquí esperando como tontos. Ninguna autoridad nos dijo que ya habían encontrado su cuerpo. Gracias a Dios yo la fui a buscar al Semefo y allí estaba”, reclamó megáfono en mano. Según Maricela, en el Semefo había aún 15 cuerpos por reconocer. Continuó su descargo y señaló: “¡Qué ya no jueguen con nuestro dolor! Es un dolor del pueblo, porque el gobierno aquí no ha hecho nada. La gente que nos ayuda es del pueblo, no del gobierno. “Yo pregunto: si aquí estuviera un familiar o una hija de Peña Nieto, estarían todos aquí. Pero somos gente pobre y humilde. Nadie nos quiere hacer caso. Las autoridades no tienen ni la facultad de decirnos lo que pasa”, dijo entre el coraje y las lágrimas. En un documento, los familiares exigieron la presencia de autoridades federales y capitalinas, empezando por el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, y la secretaria del gobierno local, Patricia Mercado, entre otros. Otro familiar, Lorenzo Barrera, emplazó a las autoridades del lugar, del que mantienen el control Ejército y Marina: “Les damos media hora para que nos den información o vamos a entrar a buscarla (…) Queremos información verídica. No más mentiras. No queremos empezar a perder el control”. Siguió: “Queremos que sepan la negligencia de los gobiernos, tanto federal como local. Desde las seis de la mañana no han movido una piedra. ¡Qué los ciudadanos se den cuenta de los gobernantes que tenemos! ¡Puros corruptos!”. Inés Sandoval, familiar de Esteban Sandoval, atónita por el desempeño oficial, puso las cosas claras: “Sólo pedimos información. Nada más”. En suma, los familiares reclaman que han sido los miles de voluntarios y no las autoridades quienes han estado al pendiente de ellos. Y en cuanto a la información, quieren saber de los suyos y recuperar sus cuerpos, con o sin vida. Reclamaron también que ante sus denuncias han sido amenazados con sacarlos del área confinada para supuestamente informarlos. Ante la presión, Humberto Morgan, coordinador de asesores de Semovi y vocero del gobierno central en la zona, salió a dar cifras oficiales. Dijo que en la zona permanecen 39 familias de personas que podrían continuar atrapadas, que hasta ahora suman 27 los sobrevivientes rescatados de las ruinas rescatados con vida y nueve los fallecidos recuperados e identificados.

Comentarios