Ciudadanos impiden a gente de Dione Anguiano desalojar un centro de acopio comunitario en Iztapalapa

miércoles, 27 de septiembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un grupo de aproximadamente 15 representantes de la delegación Iztapalapa intentaron desalojar este miércoles un centro de acopio comunitario levantado por vecinos de la Unidad Habitacional Cananea. Acompañada de dos “voluntarios de Iztapalapa” –operadores políticos de la delegada Dione Anguiano, según vecinos– y otros cinco sujetos en cuya vestimenta resaltaba el logotipo de la delegación, Maribel Zamora Granados, quien se identificó como el enlace de la perredista, trató de levantar las donaciones y desalojar a los vecinos con el pretexto de que estaba prohibido ocupar el espacio público y montar campamentos. Los servidores públicos incluso intentaron llevarse algunas cajas con los productos que fueron donados por vecinos de colonias aledañas para los damnificados del sismo del martes 19. Los responsables del campamento, integrantes de la asociación civil UCISV Libertad, impidieron la acción formando una cadena humana. Ambos grupos se hicieron de palabras. Según los miembros de la UCISV, ocuparon parte del centro deportivo porque el local donde estaba el centro de acopio quedó en mal estado tras el temblor. Zamora Granados llamó a ocho elementos de la Secretaría de Seguridad Pública local (SSP-CDMX) y, armados –uno de ellos con arma larga–, se plantaron frente a las cajas con víveres. Minutos más tarde se retiraron. Tras una confrontación verbal, medio centenar de vecinos echaron de la cancha de futbol rápido a los trabajadores de la delegación, no sin que Zamora Granados anotara los nombres de algunos vecinos y amenazara con interponer una demanda penal por despojo del espacio. Los habitantes de la Unidad Cananea hicieron un llamado a Dione Anguiano para que respete la organización vecinal, deje de “dividir a los vecinos” y genere comunidad en estos momentos de crisis. Añadieron que si la funcionaria no tuviera interés político ya hubiera gestionado que personal de Protección Civil revisara las calles de la delegación que se encuentran en mal estado por las fisuras que aparecieron después del sismo. La Unidad Habitacional Cananea y las colonias Molino, La Planta y Del Mar –que colindan con la delegación Tláhuac– fueron de las más afectadas, debido a que se abrieron grietas en avenidas principales, y algunas casas quedaron inhabitables.

Comentarios