La Profepa turna a la PGR la investigación de tres leones en azotea capitalina

viernes, 12 de octubre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante la negativa del propietario de tres leones para entregarlos a personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), dicha instancia turnó a la Procuraduría General de la República (PGR) el caso. Además del procedimiento administrativo iniciado por la Profepa por presuntas violaciones a la Ley General de Vida Silvestre en materia de posesión de ejemplares de fauna silvestre exótica, el propietario de los tres felinos también deberá responder a las sanciones que en materia penal se establecen al no cumplir las medidas de seguridad necesarias, además de carecer del registro y plan de manejo que exigen dicha ley. Esta semana, inspectores de la Profepa habían constatado que tres leones africanos de aproximadamente año y medio de edad se encuentran instalados en una azotea de la Colonia Viaducto Piedad en la Ciudad de México. El primer procedimiento de la Profepa fue iniciado ya que el nombre no cuenta con la autorización necesaria para contar con dichos leones y por la extracción de las garras de los tres ejemplares. Ahora, la Profepa turnó el caso a la PGR ante la negativa del propietario para que “los inspectores llevaran a cabo las labores de contención y manejo de los tres leones asegurados”, informó la primera dependencia en un comunicado. En junio se había notificado al propietario que su domicilio no garantizaba las medidas de seguridad civil, ni los métodos de contención y respuesta a contingencias, por lo que se negó el registro de los ejemplares. El Código Penal Federal contempla penas de entre uno y hasta cuatro años de prisión por delitos contra la gestión ambiental, mientras que las sanciones administrativas por faltar al trato digno de ejemplares de la vida silvestre prevén multas por el equivalente de 20 a cinco mil veces la Unidad de Medida y Actualización, acorde a la Ley General de Vida Silvestre.

Comentarios