Jefe de gobierno reitera que el ataque a la casa del cardenal Rivera fue directo

martes, 23 de octubre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).—El jefe del gobierno capitalino, José Ramón Amieva, reiteró que el ataque a la casa del cardenal Norberto Rivera Carrera fue “directo”, y que incluso los agresores llegaron con las “armas desenfundadas”, pues sabían que el cardenal tenía guardias armados con los que tenían que enfrentarse. “Voy a reiterar, de acuerdo a lo que nosotros tenemos, a los resultados de la investigación, (los agresores) iban a esa casa, conocían el sistema de cámaras que se tenía al exterior y al interior, entraron con las armas desenfundadas, sabían que había personal de seguridad y los agredieron”. “Para mí eso es una intervención, un ataque directo a ese inmueble. Nosotros debemos de ser especialmente cuidadosos porque en ese inmueble se encontraba el cardenal y varias personas más de la Iglesia católica… se ve que fue algo planeado para atacar ese domicilio, no buscaron ninguna otra forma de entrada más que la violencia”, aseveró. Amieva indicó que, hasta el momento, el cardenal no ha presentado ninguna denuncia por intento de robo, por lo que la carpeta de investigación sigue manteniéndose abierta por el homicidio del guardia, quien falleció a consecuencia del tiroteo. También informó que el presunto agresor que está herido en un hospital de Lomas Verdes, José González González, no ha declarado. “Estamos esperando los resultados de las periciales en balística sobre los proyectiles que tenía esta persona. Si coinciden con los del arma de fuego de la persona que fue privada de la vida”, dijo. Mientras tanto, la Procuraduría capitalina amplió el rango de búsqueda para ubicar a las otras dos personas que participaron en el ataque, de quienes sólo se tiene los retratos hablados. Los agresores utilizaron dos vehículos en su fuga. Se cree que una vez que dejaron al herido en el hospital de Lomas Verdes, tomaron otro vehículo para continuar con la huida. Uno de ellos, una camioneta SUV Buick de color café, ya fue encontrada en el Estado de México. Y el otro vehículo, una Nitro blanca, aún no se encuentra y es rastreada en Hidalgo y Querétaro.

Comentarios