'No voy a renunciar”, responde Collins a habitantes de San Juan Ixhuatepec

martes, 13 de noviembre de 2018 · 17:38
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Aferrado a su puesto, y pese a las acusaciones de presunto abuso de autoridad en los hechos violentos en San Juan Ixhuatepec, Tlalnepantla, el secretario de Seguridad Pública local (SSP-CDMX), Raymundo Collins, aseguró que no dejará el cargo. "No voy a renunciar, mucha gente lo ha pedido, pero no voy a renunciar", declaró en entrevista para el noticiero “Despierta” de Televisa. Y es que ayer, habitantes del municipio mexiquense afectados por la irrupción violenta de policías capitalinos en su comunidad la noche del domingo, hicieron un pliego petitorio en el que incluyeron la renuncia del funcionario. Esta mañana, en conferencia, el titular de la policía capitalina justificó la actuación de los uniformados al reiterar que el enfrentamiento fue porque los vecinos querían liberar a un presunto delincuente. Y agregó: “ya no se permitirán más agresiones en contra de policías ni tampoco dejar escapar a los delincuentes”. Luego, repitió que la gente destrozó dos patrullas e incendió otra, así como una motocicleta, e hirió a un mando policiaco que aún está hospitalizado. El funcionario aseguró que mantiene “comunicación constante” con su homóloga del Estado de México, Maribel Cervantes, para acompañar la investigación que la SSP-CDMX inició por el presunto abuso de autoridad de los policías en el municipio. En entrevista por separado, el jefe de gobierno, José Ramón Amieva, refrendó el apoyo a Raymundo Collins. “Yo referí que aquí el tema es de impartir justicia. Esto es justicia. Y sería alguna injusticia general alguna destitución. Lo que estamos ahorita haciendo es investigaciones para sancionar”, dijo ante la pregunta de si cesaría al funcionario. Disculpa y pago por daños Ayer por la noche, ambos funcionarios acudieron a la Basílica de Guadalupe para reunirse con una comisión de habitantes de San Juan Ixhuatepec, un párroco como testigo y autoridades del gobierno mexiquense para destrabar el conflicto que, para entonces casi llevaba 24 horas. Luego del encuentro, Amieva Gálvez habló ante las cámaras de la prensa para ofrecer una disculpa pública a los mexiquenses afectados por los abusos de los policías capitalinos. “Una disculpa para todas las personas que han sido agraviadas, que hayan sido atacadas, que son víctimas de cualquier exceso de autoridad o abuso en el ejercicio de la autoridad. Quiero ser preciso que, por parte del gobierno, es una sincera, sentida disculpa y con el compromiso que se realice justicia”, sostuvo. Entre los acuerdos a los que llegaron están la “no criminalización” de los habitantes de la comunidad y a hacer un informe detallado de la actuación de la policía. Además, la Procuraduría General de Justicia capitalina y la Fiscalía General del Estado de México investigarán las 51 denuncias que hasta ese momento habían presentado los vecinos afectados. Incluso, el gobierno capitalino les ofreció llevar brigadas a la comunidad para atender a quienes necesiten apoyo médico y recibir las solicitudes de reparación del daño o indemnización.

Comentarios