Las fotomultas se pagarán con trabajo comunitario, anuncia Claudia Sheinbaum

lunes, 26 de noviembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum, anunció el cambio del sistema de “fotomultas” a “fotocívicas” para que, en lugar de pagar una sanción económica, el propietario del vehículo infractor del Reglamento de Tránsito reciba cursos de educación vial y realice trabajo comunitario. El sistema estará basado en un esquema de diez puntos ligados a las placas de los automóviles y no a la licencia del conductor, que se irán restando conforme se cometan infracciones de tránsito. Al perder tres puntos, el vehículo ya no podrá ser verificado. Al perder dos puntos, el propietario recibirá una “notificación negativa”. A partir del tercer punto perdido tendrá que acreditar cursos en línea y presenciales, así como realizar horas de servicio comunitario para poder recuperar sus puntos y verificar su vehículo. Si el propietario reincide y se queda en “ceros”, deberá hacer diez horas de servicio comunitario para tener derecho a verificar el automóvil. Entre esos servicios se contempla barrer calles y parques, hacer labores de vialidad afuera de escuelas y pintar señalamientos viales, entre otros. El propósito, explicó Sheinbaum la tarde de este lunes, “es sancionar de manera cívica a quien es violador flagrante del Reglamento de Tránsito”. Con ello, destacó, las sanciones serán igual para todos, “sin importar el nivel de ingreso”. Además, dijo que se acabará “el abuso” de las “fotomultas”, como lo prometió en su campaña electoral. Claudia Sheinbaum reconoció que no existe una base de datos que coordine la licencia de conducir con el vehículo –como ocurre en muchos países–, por eso se asignarán los puntos a la placa. La jefa de gobierno electo y el próximo secretario de Movilidad, Andrés Lajous, explicaron en conferencia de prensa que las cámaras y los radares de velocidad se van a reubicar en lugares de riesgo con el propósito de “disminuir incidentes y no como sistema de recaudación”. Su ubicación ya no será secreta, sino “transparente”. Además, dijeron que cancelarán los contratos con las empresas privadas que administran las llamadas “fotomultas”. Aunque aclararon que éstos terminan el próximo 31 de diciembre. El gobierno de la ciudad asumirá esa función, vía las secretarías de Seguridad y Movilidad. Sheinbaum explicó que habrá un margen de 10 kilómetros por hora en el caso de los radares de velocidad, particularmente en las vialidades de acceso controlado. Y es que, dijo, si el límite de velocidad en una vialidad es de 50 kilómetros por hora, y la foto marca 51, ya se aplica la sanción. Lajous explicó que la estrategia de sanciones y persecución a la ley “aleatorio y a escondidas no es buena idea, porque lo que hace es que la gente se eche un volado ‘igual y no me cachan’, pero lo que queremos es que la gente cambie su comportamiento donde es peligroso”. “Estamos apelando con este sistema a la educación vial. Es un sistema de va ascendiendo. Al principio es la notificación, el curso. Pero la sanción es si uno está violando permanentemente el Reglamento de Tránsito. Lo otro es nada más recuperar y generar un sistema donde todos podamos convivir. Apelamos al buen conductor, a la ciudadanía, buscamos generar educación vial en la ciudad”, dijo Sheinbaum.   Cursos de sensibilización Andrés Lajous, explicó que, a las dos primeras faltas al reglamento, el propietario del vehículo recibirá una notificación y se le restarán dos puntos. A la tercera, deberá tomar un curso básico en línea. A la cuarta, deberá tomar un curso avanzado. A la quinta, el conductor deberá tomar un curso se sensibilización presencial. Al cumplir esos cursos, el conductor podrá “recuperar” sus puntos. A partir de la sexta falta, ya deberán hacer servicio comunitario de dos horas y así aumentará por cada punto hasta acumular 10. No obstante, si la infracción es por exceso de velocidad arriba de 40% del límite, se le restarán cinco puntos ya que es cuando “el infractor pone más en riesgo su vida y la de los demás”. Por el contrario, y a manera de “estímulo”, si el conductor no tiene infracciones, recibirá un mensaje de “eres un buen conductor”.   Condonarán 50% de fotomultas Lajous anunció la condonación de 50% en las infracciones de tránsito recabadas por las fotomultas en el último semestre, siempre y cuando el infractor proporcione información sobre la licencia de quien iba conduciendo, la placa, datos de contacto del infractor e información sobre sus trayectos de origen-destino para pasar a un sistema de puntos asignados a la licencia y no a la placa del vehículo. El esquema de restar puntos al automovilista infractor que propuso la jefa de gobierno electa no es nuevo. En 2007, en la administración de Marcelo Ebrard, se publicó el Reglamento de Tránsito Metropolitano que incluyó, por primera vez, el sistema de 12 puntos de sanción que implicaría la cancelación de la licencia de conducir. Las sanciones más fuertes –que descontaban seis puntos en automático– eran por rebasar límites de velocidad, conducir en estado de ebriedad, dar vueltas prohibidas, invadir el carril confinado al transporte público y participar en “arrancones”. En la edición 2015 del Reglamento, se agregó el estacionarse en carriles confinados y en zonas peatonales. No obstante, una investigación del portal de noticias Animal Político de febrero de 2017 aseguró que, en casi 10 años de aplicación del sistema, sólo un conductor había perdido su licencia por faltas al reglamento en la capital. https://twitter.com/Claudiashein/status/1067213315930243072

Comentarios