Trasladan al Reclusorio Oriente a estudiantes; ONG acusa detención arbitraria (Video)

miércoles, 12 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Aunque la Procuraduría General de Justicia local (PGJ-CDMX) aseguró tener “identificados” a dos jóvenes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente como quienes lanzaron petardos en la Rectoría de la UNAM el pasado lunes y causaron heridas a un profesor, el Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” denunció que ambos fueron detenidos de manera arbitraria y con violencia por personal de vigilancia universitaria. Este miércoles, Omar “N” y Mario César “N” fueron puestos a disposición de un Juez de Control del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente. La PGJ les imputó los delitos de lesiones y daños a propiedad privada, respectivamente. Las lesiones se refieren a las sufridas por Roberto Josué Bermúdez Olivos, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y del CCH Sur, herido en el ojo derecho y nariz por esquirlas de un petardo lanzado en la explanada de Rectoría, tras la manifestación pacífica de estudiantes de la Prepa 2. Por la mañana, la procuradora Ernestina Godoy informó que la presentación de ambos jóvenes ante el juez “va con todo, los videos, testimonios y demás… Están identificados por los videos que, incluso, nos proporcionó la UNAM”. Más tarde, la PGJ informó que se espera que el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ-CDMX), por conducto de la Unidad de Gestión, fije la hora y lugar en el que se llevará a cabo la audiencia inicial en la que se decidirá la situación jurídica de los detenidos. Además, dijo que remitirá a la Procuraduría General de la República (PGR) el desglose por el delito de daño a la propiedad en agravio de la UNAM, “por ser hechos de su única y exclusiva competencia”. La mañana de este miércoles, un grupo de jóvenes, algunos con el rostro cubierto, se manifestaron afuera de la agencia 50 del Ministerio Público, ubicada en el llamado “búnker” de la PGJ local, para exigir la liberación de los dos jóvenes. Acusan detención arbitraria                                             El Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” emitió un extrañamiento al rector de la UNAM, Enrique Graue, “tras permitir que personal del Vigilancia haya agredido y privado de su libertad” a los dos estudiantes del CCH Oriente. En un comunicado, explicó que “los hechos criminales” ocurrieron el lunes 10 cuando Omar y Mario César “concurrían en una manifestación pacífica al interior de las instalaciones de Ciudad Universitaria (CU); tras registrarse hechos de violencia en contra del grueso de la manifestación, los alumnos decidieron abandonar el lugar para resguardar su integridad física”. Cuando los universitarios salieron del campus universitario, al caminar por el Eje 10, casi esquina con la avenida de Insurgentes, “fueron alcanzados por varias unidades de Vigilancia de la UNAM, cuyos tripulantes los golpearon”. Según la denuncia, compañeros de los jóvenes se dieron cuenta de las agresiones de los empleados universitarios y pidieron la intervención de policías de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP). No obstante, aseguraron que “estando presentes en el lugar, se negaron a auxiliar a los estudiantes ante las agresiones y la privación de la libertad”. El Centro acusó que, tras la omisión de los policías y “la agresión brutal de empleados de la máxima casa de estudios contra sus propios alumnos, el mismo personal de Vigilancia-UNAM los privó de la libertad e incomunicó por un tiempo extenso hasta presentarlos ante una agencia del Ministerio Público”. Además, aseguró que ya en la agencia ministerial, los estudiantes “fueron ingresados y arrestados con acusaciones falsas de los empleados de la UNAM por supuestos hechos de violencia registrados al interior del plantel universitario”. El “Zeferino Ladrillero” extendió su extrañamiento a la procuradora Ernestina Godoy porque la institución que dirige “ha participado de manera irregular al mantener incomunicados a los alumnos y negarles el derecho a su defensa legal”. José Antonio Lara Duque, presidente del CDHZL, acusó que “todo parece que la intención es criminalizar la manifestación estudiantil, fuera de la libertad de expresión que promueve el gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador y local, de Claudia Sheinbaum, quienes promuevan la cuarta transformación del país”. Y concluyó: “Lograr la pacificación del país, como promueve este nuevo gobierno federal y de la capital, debe ser de la mano de garantizar los derechos humanos de los ciudadanos, particularmente de la comunidad universitaria; la actuación de la Rectoría de la UNAM y de la PGJCM (sic) violenta y enrarece a la comunidad universitaria”. De comprobarse las acusaciones del Centro, éste sería el primer caso público de detención arbitraria y abuso contra dos universitarios en el nuevo gobierno de la Ciudad de México.

Comentarios