Mancera ofrece acompañar a la UNAM en su demanda contra proyecto inmobiliario

lunes, 5 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El mandatario capitalino Miguel Ángel Mancera afirmó que no apoyará proyectos que causen daño a Ciudad Universitaria (CU), como es el caso del “Be Grand”, construcción por la que el campus podría perder su cualidad de Patrimonio de la Humanidad. Luego de que un juez suspendiera la obra ubicada en Copilco 75, Mancera indicó que acompañará el proceso de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) contra esa edificación que pasaría por encima de un decreto presidencial que, en julio de 2005, le otorgó la declaratoria de zona de monumentos artísticos. El jefe de Gobierno de la Ciudad de México dijo que solicitará a la empresa responsable que analice el planteamiento de la institución académica para conservar el patrimonio cultural de la humanidad y que vaya de acuerdo con las indicaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). "Entendemos que es un proyecto de millones de pesos, pero la argumentación de la UNAM tiene razón, no es sólo un punto del plan de desarrollo, es de protección del Patrimonio Cultural de la Humanidad", señaló en entrevista con Radio Fórmula. El pasado 23 de febrero, vecinos y representantes de la comunidad universitaria salieron a la calle para protestar contra el proyecto inmobiliario “Be Grand” que se construye frente a CU. El proyecto consta de dos torres, mismas que albergarán 600 departamentos, lo que a juicio de los inconformes alterará el entorno universitario --independientemente de que viola el Reglamento de Construcciones-- e impactará los servicios, como el suministro de agua potable. La rectoría y expertos de la UNAM han manifestado su repudio a la construcción, porque no sólo perjudicará el entorno visual de la institución, sino también las vías y espacios urbanos colindantes. El tema del Be Grand “es de una preocupación importantísima para la Universidad, no sólo por lo que representa en el impacto ambiental, explotación de agua y generación de tráfico en la zona, sino por la afectación a la visibilidad de este patrimonio de la humanidad”, señaló el rector de la UNAM, Enrique Graue, durante la más reciente sesión del Consejo Universitario. Esa visibilidad, dijo, lastimaría la imagen de la Biblioteca Central, uno de los edificios más fotografiados de México.

Comentarios