Madre de Marco Antonio denuncia 'presión” del Instituto de Neurología para darlo de alta

jueves, 26 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Edith Flores, madre de Marco Antonio Sánchez Flores, el estudiante que estuvo desaparecido cinco días tras ser detenido por elementos de la Policía capitalina, en enero pasado, denunció que existe “presión” de parte de las autoridades del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) para dar de alta a su hijo. En un mitin organizado esta mañana en la explanada de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Flores señaló que el subdirector del INNN, Jesús Ramírez Bermúdez, informó a un juez sobre la pretensión de entregar a Marco Antonio a su familia. La madre del joven cuestionó esa medida al considerar que su hijo “aún no se ha recuperado” y, además, ella no ha recibido la preparación para proporcionarle los cuidados necesarios. “Después de tres meses, mi hijo más o menos trata de coordinar sus ideas, pero no puede, está mal, no puede salir del hospital. Está bien físicamente, pero mentalmente no, pero al subdirector le urge echarlo”, refirió la madre del estudiante de la Escuela Nacional Preparatoria No.8. Consultado por separado, Simón Hernández León, abogado del Instituto de Justicia Penal y Procesal (IJPP), una de las organizaciones que llevan la defensa legal del caso, manifestó a Apro que tal decisión no contempla el marco jurídico. Desde el pasado jueves 5, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió medidas cautelares para salvaguardar los derechos a la vida, la salud y la integridad del joven, y se pidió que el hospital acordara con Marco Antonio y su familia las medidas sobre su atención médica y psicológica. “El instituto tiene su valor y su punto de vista técnico, pero esa decisión (darlo de alta) no puede ser tomada unilateralmente, porque además requiere otro tipo de intervenciones, previendo la seguridad de Marco Antonio, y hay otras autoridades relacionadas. Lo que nosotros estamos poniendo en conocimiento es que esas decisiones las tiene que tomar (el INNN) de común acuerdo con Marco y su familia, en el marco de las medidas cautelares”. Añadió: “Buscamos que esas decisiones y esas medidas sean tomadas en acuerdo común con la familia y que se enmarquen en el cumplimiento que tiene el estado con la Comisión Interamericana”. Además, Hernández León resaltó que la notificación de la decisión médica no se informó directamente a la familia, sino que derivó de la respuesta que hizo llegar el INNN a un juzgado, que a su vez le solicitó los informes y los avances médicos del caso. “Nos notificaron de manera indirecta, a través del juzgado, y es justo lo que hoy queremos informar: estas decisiones, por más que recaigan en el ámbito de la competencia del hospital, tienen que ser informadas primero a la familia y coordinada con otras autoridades”. Finalmente, el litigante manifestó que el asunto se hará del conocimiento del Mecanismo de Seguimiento del caso, así como a la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación y al Juzgado. Según Edith Flores, la fecha que el INNN ya fijó para dar de alta a Marco Antonio es el próximo 8 de mayo. Durante el mitin, empleados y maestros del Sindicato Único de Trabajadores de la UNAM (STUNAM) manifestaron su respaldo total a Edith Flores, también trabajadora sindicalizada de la institución, y demandaron un pronunciamiento público del secretario general del gremio, Agustín Rodríguez Fuentes. Señalaron que, si bien Edith ha recibido “todo el apoyo” del rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, y de la abogada general Mónica González Contró respecto de la situación laboral de su compañera, es necesario que el STUNAM “plasme por escrito” el respeto a sus derechos como trabajadora.

Comentarios