Muere reo del Reclusorio Oriente por trauma craneoencefálico; el director lleva 11 días en el puesto

lunes, 28 de octubre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un reo murió, presuntamente por traumatismo craneoencefálico, la noche del domingo dentro del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, donde apenas hace 11 días llegó como nuevo director José Alejandro Solórzano Barragán. La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) informó que la Coordinación Territorial IZP-8 inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo por otras causas, tras registrarse el deceso del interno la noche del domingo 27. De acuerdo con el expediente, agregó, el reo “al parecer, presentaba un traumatismo craneoencefálico, por lo que fue trasladado a la enfermería para su atención médica. No obstante, cuando fue revisado por el médico de guardia, éste determinó que ya había fallecido”. Luego, el representante social dio intervención a Policía de Investigación (PDI) y peritos para la elaboración de los dictámenes correspondientes y esclarecer el deceso. La muerte del reo ocurrió 10 días después de que José Alejandro Solórzano Barragán llegó a dirigir el Reclusorio Oriente, en sustitución de Pablo López Jaramillo. El nuevo funcionario fue destacado por la Secretaría de Gobierno -de la que depende la Subsecretaría del Sistema Penitenciario-: “tiene estudios de Derecho y Administración y experiencia en el área de seguridad, tanto en el ámbito público como privado”. El mismo jueves 17, César Ramiro Rojas Gutiérrez fue nombrado director de la Penitenciaría de Santa Martha; María del Carmen Serafín Pineda, del Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla; y Gloria María Hernández Gaona, del Centro Femenil de Reinserción Social de Tepepan. La Secretaría de Gobierno justificó que los cambios se hicieron con el propósito de reestructurar la administración de los centros “y mantener la gobernabilidad”. Los nombramientos fueron anunciados un día después de que 140 reos “de alto riesgo” fueron trasladados a centros federales por motivos de “seguridad institucional”.

Comentarios