Borran las pintas en monumentos y mobiliario urbano tras la marcha

martes, 26 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las huellas del grupo de mujeres embozadas que arremetió ayer contra monumentos y esculturas de la principal avenida de la ciudad, Paseo de la Reforma, así como el mobiliario urbano, fueron borradas total y parcialmente por 400 trabajadores de la Dirección de Servicios Urbanos y Sustentabilidad (DGSUS). Apoyados con 40 vehículos, bombas hidrolavadora y barredoras mecánicas, los empleados se encargaron desde la noche de ayer mismo y hasta la madrugada de este martes de despintar la pintura de aerosol y la ceniza que quedó impregnada en una buena parte del patrimonio histórico que se localiza sobre las avenidas Reforma y Juárez, entre ellos el emblemático Hemiciclo a Juárez y los monumentos a Cuauhtémoc y Cristóbal Colón. [caption id="attachment_608227" align="alignnone" width="1024"]El Monumento a Cuauhtémoc, un día después de la marcha. Foto: Manuel Alejandro Godínez El Monumento a Cuauhtémoc, un día después de la marcha. Foto: Manuel Alejandro Godínez[/caption] A pesar de que las autoridades capitalinas tapiaron y forraron de plástico la mayor parte de ese tesoro histórico, un grupo de mujeres embozadas vandalizó todo lo que encontró a su paso, sin que la policía hiciera nada para impedirlo. La mañana de este martes las actividades en la zona dañada se reanudaron con normalidad. Los grandes hoteles, restaurantes y la plaza comercial de Paseo de la Reforma 222 trabajaron de manera normal. Los propietarios de los establecimientos más pequeños que se encuentran en el perímetro de la Alameda Central pusieron a sus empleados a lavar muros y banquetas. A diferencia de marchas anteriores, los negocios salieron bien librados del vandalismo, en parte porque decidieron bajar sus cortinas previo al inicio de la manifestación celebrada ayer con motivo del Día de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. (Manuel Alejandro Godínez)

Comentarios