El colectivo Restauradoras con Glitter pide empatía con las causas justas

martes, 26 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras la manifestación de ayer con motivo del Día de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en la que se realizaron pintas a monumentos del Paseo de la Reforma y al Hemiciclo a Juárez, en la Alameda Central, el colectivo de mujeres dedicadas al estudio y conservación de los bienes culturales, Restauradoras con Glitter, emitió un comunicado donde llamó a la sociedad a ser empática con las causas justas. El colectivo explicó que, “en congruencia” con su formación profesional, no promueven las pintas ni alteraciones de los bienes culturales, pero entienden su causa, el problema que les da origen y su valor testimonial “como demanda de una sociedad en equidad”, por lo que se suman a la exigencia de hacer un cambio estructural que permita a las mujeres del país vivir con libertad y tranquilidad. De igual manera, rechazaron el manejo de los medios de comunicación que condenan las manifestaciones de las mujeres y las pintas, pues “el efecto del aerosol es mínimo frente a la división y confrontación que ha generado la cobertura tendenciosa de aquellos que han puesto énfasis únicamente en los actos violentos de protesta cuando son causados por mujeres, incluidas las alteraciones a los bienes culturales”. Las especialistas destacaron que los monumentos han sido alterados por diversas causas y no siempre con motivos o demandas válidas de justicia. Y tras mencionar que las pintas realizadas al Hemiciclo a Juárez fueron las que mayor indignación provocaron, recordaron que el monumento al Benemérito fue alterado en 2016 a causa de una intervención inadecuada (en lugar de limpiarlo fue pintado con aerosol blanco para un acto oficial que finalmente se canceló). Lo mismo sucedió con El Caballito en 2013, al que la empresa restauradora arrojó ácido para limpiarlo, y ellas como especialistas en conservación lo denunciaron en su momento. “La intervención no fue modificada y los resultados de la apresurada ‘limpieza’ del 25 de noviembre por la noche muestran que el proceder sigue siendo deficiente. Borrar demandas no borra sus causas”. Asimismo, subrayaron que la intervención de los monumentos debe ser atendida únicamente por profesionales con la debida formación y remuneración económica acorde a su labor desempeñada. Y con las condiciones de trabajo adecuadas. “Convocamos a la sociedad a reflexionar y actuar desde la empatía, a distinguir las causas importantes y apoyarlas. Causas importantes como la herencia cultural, sí, pero todavía más el dolor de quienes piden justicia, que debemos hacer nuestro. La consigna por el cambio social y la resolución expedita de los crímenes debe ser de todas y todos”, remataron.

Comentarios