Acusan a Fiscalía de la CDMX de abrir carpetas sin pruebas por uso de recursos de procedencia ilícita

viernes, 27 de diciembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En un operativo realizado el pasado jueves 26 en esta capital, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) detuvieron a un empresario constructor y a su chofer, a quienes acusaron de uso de recursos de procedencia ilícita sin acreditar el delito ante el Ministerio Público. A pesar de haber demostrado el origen de los 250 mil pesos que llevaban consigo, la acusación fue respaldada por el agente ministerial de la Fiscalía Central de Investigación, antes Agencia de Investigación número 50, aseguró el abogado de los detenidos, Víctor Montes. El litigante dijo que el origen del dinero quedó acreditado con el contrato de una obra y que es parte del pago para la construcción de un edificio por parte de la empresa constructora de la que es socio Javier Casio Rodríguez Alatorre. Junto con su chofer, Rodríguez Alatorre fue detenido la tarde del jueves en un retén de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México en Félix Cuevas y Gabriel Mancera, en la colonia Del Valle. El Ministerio Público justificó la detención con base en el artículo 17, fracción quinta, de la Ley general para prevenir y sancionar el delito de recursos de procedencia ilícita. Pero esta disposición, tipifica el delito cuando se trata de más de ocho mil veces el salario mínimo, lo que se traduce en poco más de 800 mil pesos, argumentó el defensor. En una revisión de las carpetas de investigación abiertas en esa fiscalía de la capital, el litigante encontró que entre el 23 y el 26 de diciembre, cinco de seis fueron bajo la acusación de uso de recursos de procedencia ilícita. Rodríguez y su chofer fueron liberados la madrugada del viernes, pero la fiscalía central les aseguró el dinero y la camioneta en la que se desplazaban cuando fueron detenidos.

Comentarios