En la CDMX persiste la tortura, sostiene la ombudsperson Nashieli Ramírez

lunes, 9 de diciembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes y otras formas de violencia cometidas contra más de 50 víctimas en operativos policiacos en 2018, entre ellas varios menores, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) emitió cuatro Recomendaciones –la 20, 21, 22 y 23/2019– a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC); la penúltima también fue dirigida a la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX). Nashieli Ramírez, ombudsperson capitalina, aseguró que, aunque las recomendaciones son de años anteriores, “evidencian que no se han modificado las estructuras institucionales que permiten que continúe el abuso policial y las prácticas más lacerantes a la dignidad humana, como son la tortura”. Durante la presentación de las recomendaciones en la sede de la CDHCM, detalló que la 20/2019 es por actos violentos por intervención de policías en la colonia Las Golondrinas, alcaldía de Álvaro Obregón. Las otras tres son por tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes y otras formas de violencia, cometidos por policías en la colonia San Juan Ixhuatepec, municipio de Tlalnepantla, Estado de México, así como en intervenciones policiales en Ciudad de México y en calles de la colonia Primera Victoria, alcaldía de Álvaro Obregón, respectivamente. Según la presidenta de la CDHCM, los uniformados violentaron los derechos a la integridad personal, a la seguridad jurídica, libertad de expresión, acceso a la justicia, libertad y seguridad personales de 50 víctimas directas y 27 indirectas; es decir, “de 77 personas, entre las que se encuentran 17 menores, de los cuales 13 son niñas y niños, así como cuatro adolescentes. Las violaciones, explicó, ocurrieron al hacer uso desproporcionado o indebido de la fuerza y ejercer violencia psicológica durante el desarrollo de la intervención policiaca; además, por infligir sufrimiento, revictimizar y ocasionar afectaciones a la integridad psicológica; practicar tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes; tortura sexual contra mujeres; dañar bienes; detener y retener de manera ilegal y arbitraria, entre otras acciones. Ramírez añadió que “la recurrencia de los hechos documentados en las recomendaciones da cuenta de que los altos mandos de las fuerzas de seguridad deben reiterar, ejemplificar e insistir en los procedimientos debidos, pues no puede entenderse que células policiales persistan en llevar a cabo operativos totalmente contrarios a los principios del uso de la fuerza, y en contra de los derechos humanos”. Las cuatro recomendaciones, detalló, están dirigidas a la SSC, aunque en el caso de la 22/2019, también está dirigida a la PGJ -CDMX. Ante ello, informó que la CDHCM recomienda a la SSC, ahora dirigida por Omar García Harfuch, reparación individual para las víctimas directas e indirectas señaladas; gestionar la atención médica y/o psicosocial que éstas requieran; dar vista al Consejo de Honor y Justicia y a la Fiscalía para la Investigación de los Delitos Cometidos por Servidores Públicos, para la investigación administrativa y penal; y realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad, entre otros. A la PGJ-CDMX, dirigida por Ernestina Godoy, le sugiere iniciar las investigaciones sobre responsabilidad administrativa y penal en que hubieren incurrido personas servidoras públicas de esa dependencia, involucradas en la comisión de violaciones a derechos humanos. El pasado 7 de octubre la CDHCM emitió otras nueve Recomendaciones por actos de tortura cometidos contra 176 víctimas directas, de las cuales 5% son adolescentes. Se trata de las Recomendaciones 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17 y 18 del 2019, con las cuales el organismo denunció que una falla estructural del Estado y un pacto de impunidad ha provocado que haya “muy pocos detenidos y sean investigados administrativa o penalmente”.

Comentarios