Gobierno de Mancera aplicó un "proceso desaseado" para autorizar nuevos verificentros: Sheinbaum

miércoles, 27 de febrero de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El “proceso absolutamente desaseado” con el que la administración anterior otorgó nuevos permisos o negó su revalidación para operar verificentros en la capital, provocó la existencia de 51 juicios contra la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), aseguró la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum. En conferencia de prensa, la mandataria capitalina detalló que entre las irregularidades encontradas destaca la autorización a 20 empresas sin experiencia para operar estos centros, así como presuntos conflictos de interés y corrupción. Se trata del proceso que dirigió la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), entonces a cargo de Tanya Müller. Y los juicios se encuentran en Juzgados de Distrito y en el Tribunal de Justicia Administrativa. “No sabemos por qué le dieron a 20 nuevos verificentros una autorización, (ya que son) empresas que no tenían ninguna experiencia en verificación vehicular, mientras que 50 que venían operando desde antes, bien o mal, no se les tomó en cuenta. ¿Qué hay detrás? Cuando decimos que no hay transparencia, probablemente hay corrupción”, soltó Sheinbaum Pardo. Añadió: “Hay una cantidad de juicios enormes en donde no tenemos claro cuántos verificentros van a estar operando hacia o en los próximos meses, y a cuántos el juez les va a pedir autorización. Hemos tomado la decisión de buscar a terceros y que no seamos juez y parte en todo este proceso, sino buscar a terceros que nos ayuden en la revisión de este proceso que viene desde 2015”. En ese sentido, informó que no habrá una nueva convocatoria para abrir más verificentros hasta que la Auditoria Superior de la Ciudad de México y la Secretaría de la Contraloría General, apoyada por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, revisen la convocatoria, su desempeño y los resultados. Autos 2006 podrán tener holograma 0 En la misma conferencia, Sheinbaum Pardo adelantó que los dueños de autos 2006 y modelos posteriores, que en 2018 obtuvieron el holograma 1 en el proceso de verificación, podrían obtener el holograma 0 en su próxima revisión. Y es que, dijo, la administración de Miguel Ángel Mancera aplicó la norma de verificación “de una manera más restrictiva” al incluir la revisión del Sistema de Diagnóstico a Bordo (OBD) y la medición de emisiones, pero ahora sólo se les aplicará la primera revisión. Con esta medida, más de 169 mil automovilistas podrían resultar beneficiados. La funcionaria agregó que la Sedema regresará al esquema de verificación en el que, si el auto era rechazado la primera vez, el segundo intento ya no tendrá que pagarlo, como se hace actualmente. No obstante, si es necesario un tercero, éste si tendrá costo. Por último, detalló que será hasta el siguiente semestre, después de que se haya hecho la revisión de los juicios y de la Norma de Medio Ambiente, cuando se dé a conocer la forma en que operará el programa de verificación en la capital. En su oportunidad, Sergio Hernández, director general de Calidad del Aire de la Sedema, explicó que en 2015 había 80 verificentros públicos y uno institucional, sin embargo, en un proceso de revalidación se negó el permiso a 14. Esa decisión, dijo, generó varios juicios, por lo que a finales de 2016 operaban 74. En marzo de 2017 la Sedema lanzó otra convocatoria con especificaciones distintas, y luego del proceso entregó 55 autorizaciones. Para 2018 se entregaron ocho permisos más, pero se cancelaron seis de los ya otorgados, sin que los centros estuvieran operando. De los seis últimos casos, los dueños de un verificentro promovieron juicio y obtuvieron la suspensión de la cancelación, por lo que actualmente se encuentra en operaciones. En la actualidad existen 55 centros de verificación abiertos y tres a punto de operar.

Comentarios