CDMX recupera 751 armas de fuego y da 4.3 millones de pesos

martes, 5 de marzo de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Durante las tres jornadas del programa “Sí al Desarme, Sí a la Paz” que el gobierno capitalino ha realizado en las alcaldías Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Cuauhtémoc, se han recabado 751 armas de fuego y más de 702 mil cartuchos, cargadores, cañones y proyectiles, a cambio de 4.3 millones de pesos. Este martes, el módulo de canje de armas fue instalado en la Parroquia de San Simón Apóstol, ubicada en la calzada Simón 125, colonia San Simón, alcaldía Benito Juárez, donde permanecerá hasta el próximo viernes 15 de marzo. Durante la apertura de este módulo, la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, informó que, de las 751 armas recolectadas hasta ahora en las tres alcaldías, 611 fueron cortas, 102 largas y 38 granadas. En el informe de las otras alcaldías, la funcionaria dijo que, en la Catedral Metropolitana en Cuauhtémoc, recibieron 157 armas de fuego -138 cortas, 14 largas y 5 granadas-, además de 48 mil 321 cartuchos. Se trata de la alcaldía con más baja recaudación de las tres en las que ha sido implementado el programa. En la “Iglesia del Señor de La Cuevita”, en Iztapalapa, se canjearon 194 armas -155 cortas, 24 largas y 15 granadas-, así como 425 mil 849 cartuchos, 6 cartuchos de dinamita y 7 mil 100 estopines. Sobre los resultados de esta demarcación, una de las que concentra la mayor cantidad de delitos, el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta, reconoció que “falló” la estrategia de difusión del programa entre sus habitantes. El programa inició en Gustavo A. Madero, en la Basílica de Guadalupe, donde se recuperaron y destruyeron 400 armas, el mayor número hasta ahora; de éstas, 318 fueron son cortas, 64 largas y 18 granadas, además de 220 mil 667 cartuchos y 100 estopines. Rosa Icela Rodríguez recordó que el programa “Sí al desarme, sí a la paz” es una estrategia “con enfoque social y de respeto a los derechos humanos”. Añadió que las armas de fuego representan un riesgo para la seguridad y la integridad física de las familias. Por último, reiteró que el canje de armas y municiones por dinero en efectivo se hace de manera anónima y con la confianza de que no se investigará su procedencia.

Comentarios