El gobierno de la CDMX lanzará 'un verdadero programa" de separación de basura

lunes, 23 de septiembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno capitalino trabaja en la elaboración de un programa y una campaña de separación de basura orgánica e inorgánica que será lanzada en noviembre próximo, pues el que se puso en operación en el sexenio pasado ya no cumple su función, informó la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum. Luego de firmar un convenio con la asociación civil Ecología y Compromiso Empresarial (Ecoce), explicó que en la campaña participarán los empleados del gobierno local que ayudan en la recolección diaria de desechos. Sheinbaum comentó que el incentivo que existía para los trabajadores de limpia por separar la basura “en realidad ya no cumple su función”. Y agregó que ya también “se perdió un poco” la dinámica de que los camiones recojan los desechos orgánicos e inorgánicos cierto días a la semana, pues ya los reciben sin importar el día. Su gobierno, dijo, trabaja en la reubicación de una planta de transferencia de basura de la colonia Del Gas a Vallejo, en Azcapotzalco. “Y estamos aprovechando para que, al transferir esta planta, ahí mismo hagamos una planta de separación”. “Se está trabajando en ello para poder hacer un verdadero programa de separación desde el origen, de concientización a la ciudadanía, de trabajo conjunto con los trabajadores del gobierno de la ciudad, de tal manera que nos permita aumentar el reciclamiento y la planta de separación que va a ser muy importante”, puntualizó. Además, la autoridad revisa una norma emitida por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) en la administración pasada, que habla de cuatro tipos de separación: reciclables, orgánico, no reciclables ni orgánicos, y los triques. Respecto de la firma del convenio con la asociación Ecoce, Sheinbaum pardo explicó que el propósito es duplicar el reciclaje de residuos sólidos urbanos como PET, polietileno de alta densidad y vidrio, entre otros, y buscar que diversos materiales reciclables tengan un valor mínimo para que entren nuevamente en un proceso de producción. La meta es que al finalizar la actual administración sólo se lleven a relleno sanitario 2 mil toneladas de las 8 mil 600 que actualmente se trasladan. Según la mandataria capitalina, en la Ciudad de México se recicla 90% del PET que se utiliza, y a nivel nacional 56 por ciento.