Derechos Humanos emite cuatro recomendaciones por violencia hacia las mujeres en la CDMX

jueves, 26 de septiembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) emitió las Recomendaciones 06, 07, 08 y 09 de 2019 por diversas modalidades de violencia hacia las mujeres, que concentran un total de 131 víctimas directas y 44 indirectas; y dentro de éstas últimas hay 19 niñas y adolescentes. Los casos analizados ocurrieron entre 2012 y 2018 y se refieren a delitos de hostigamiento y violencia sexual, violencia familiar y feminicidios. Dichas recomendaciones fueron emitidas en el contexto, por un lado, de la posible declaratoria de la Alerta por Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en la Ciudad de México y, por el otro, las acciones que el gobierno de Claudia Sheinbaum ha puesto en marcha para combatir la violencia de género contra las capitalinas. Durante la presentación, la ombudsperson capitalina, Nashieli Ramírez explicó que la Recomendación 06/2019 está relacionada con hostigamiento sexual en ámbitos laborales y educativos; la 07 con falta de debida diligencia alrededor de violencia familiar; la 08 tocó aspectos de violencia sexual; y la 09 falta de investigación y filtración de información en los casos de posibles feminicidios. En éste último rubro, la funcionaria aseguró que en 30% de los casos de feminicidio existe filtración de información. Además, en cuatro de cada 10 casos, se acreditó la “absoluta omisión” de investigar con diligencia; sin embargo, en el resto de ellos la debida diligencia fue “negligente”. Además, en hechos que requerían la activación de medidas urgentes de protección porque la consecuencia de no brindarlas podía ser letal, sólo se proporcionaron en dos de cada 10 casos. Frente a víctimas, familiares e integrantes de organizaciones de la sociedad civil (OSC), la presidenta de la CDHCM dijo que es “urgente terminar con la indolencia y con la violencia institucional hacia las mujeres, pues pesar de todo el andamiaje normativo e interpretativo, así como de la infraestructura institucional, la situación es grave”. Peor aún, añadió, las instancias públicas no han podido responder conforme a las normas y a las prácticas a las que están obligadas jurídicamente, desde hace casi 30 años. Ramírez Hernández aseguró que, lejos de que los casos de las Recomendaciones sean aislados, “prueban el contexto de violencia de género sistemática y de discriminación estructural contra las mujeres en nuestro país”. Eso, destacó, “ha llevado a la manifestación social del hartazgo y no pueden persistir la pasividad y resistencia institucionales por más tiempo”. Puntos recomendatorios Las Recomendaciones de la CDHCM fueron dirigidas a la Procuraduría General de Justicia (PGJ), la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC); la Consejería Jurídica y de Servicios Legales (CEJUR), en específico al Registro Civil; los servicios de salud locales de la Secretaría de Salud; y al Instituto de Educación Media Superior de la Ciudad de México. Entre los puntos recomendatorios se cuentan: la reparación integral del daño, a partir de generar un plan integral individualizado de reparación; brindar atención psicosocial a las víctimas; y realizar estudios técnicos jurídicos de las investigaciones penales que se siguen por los actos de violencia denunciados. Por los casos de violencia familiar, dijo, sugiere investigar las causas de la fragmentación de las indagatorias, recuperar el cauce de las líneas de investigación, permitir que las víctimas aporten elementos supervinientes, con base en las constancias del instrumento recomendatorio, entre otros. Sobre los casos de feminicidios, recomienda que las investigaciones incluyan los agravios contra niñas y adolescentes, así como aquellas omisiones que provocaron la pérdida de evidencia al eludir los principios de la adecuada cadena de custodia. Por el hostigamiento sexual, se deberá hacer del conocimiento público la persistencia de deficiencias en la investigación y acceso a la justicia de mujeres, adolescentes y niñas víctimas de violencia; realizar un compromiso explícito para prevenir, investigar, sancionar y erradicar los hechos que motivaron la Recomendación.

Comentarios