Prepa 9 cumple 55 días en paro; alumnos exigen destitución de profesores denunciados por acoso

martes, 7 de enero de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Escuela Nacional Preparatoria No. 9 “Pedro de Alba” cumplió este martes 55 días en paro, para exigir a las autoridades educativas un alto al abuso sexual y todos los tipos de violencia de género dentro de las aulas. Luego de la protesta que ayer realizaron padres de familia --convocados por la dirección del plantel-- para exigir la liberación de las instalaciones, a la que también se sumaron representantes de la Rectoría y de la Dirección General de la Escuela Nacional Preparatoria (DGENP), los estudiantes advirtieron que no entregarán la escuela hasta que los profesores denunciados sean destituidos. En entrevista con Apro, los alumnos explicaron que se trata de al menos 10 docentes, a quienes pidieron se investigue y sancione por su amplio historial de acoso y corrupción, entre ellos Salvador Islas Morales, de matemáticas; Teobaldo Cisneros, de biología, y Daniel Morales, de educación física. A este último, relataron, las compañeras le encontraron unos lentes deportivos que utilizaba para grabarlas durante sus clases de natación, tal como lo documentó Proceso en su edición 2253, actualmente en circulación. Encapuchados por temor a represalias, los estudiantes indicaron que no es la primera vez que denuncian a los docentes, pero las autoridades del plantel, encabezado por la directora Gabriela Martínez Miranda, sólo adjunta las acusaciones a sus expedientes sin investigarlos. “A Daniel le dieron tres días de suspensión con goce de sueldo, básicamente le dieron vacaciones”, lanzó indignado uno de los estudiantes, de 16 años. Nota relacionada: [embed]https://www.proceso.com.mx/613101/prepa-9-entre-protestas-y-denuncias-de-acoso-sexual[/embed] Trayectorias de docencia y corrupción Sin embargo, las denuncias por violencia de género y acoso sexual son sólo la punta del icerberg, pues los estudiantes aseguran que existen docentes acusados de corrupción, ya que llevan más de 20 años pidiendo dinero para aprobarlos, entre ellos Teobaldo Cisneros, profesor de Biología. De acuerdo con los alumnos, Cisneros reprueba a todos los que no alcanzan a huir de sus grupos en las inscripciones, y antes de enviarlos a examen extraordinario les pide un pago de 150 pesos por punto para pasar. Su modus operandi, describieron, es asignar a la representante del grupo para recolectar el dinero y después fija como punto de encuentro una estación del Metro, donde la joven en cuestión le entrega en sobres lo recolectado para no levantar sospechas. En redes sociales existen testimonios de padres de familia que desde hace nueve años denunciaron esta situación, pero fueron ignorados por las autoridades. Además, en la página de internet misprofesores.com, utilizada por los estudiantes de diversas instituciones para obtener referencias sobre los docentes, hay al menos 70 testimonios que dan cuenta de sus prácticas de corrupción. Sus calificaciones. Temen represalias Los paristas insistieron en que la toma se ha prolongado por la falta de respuesta de las autoridades de la Prepa 9, quienes más allá de dar soluciones concretas a sus señalamientos, prefieren incitar a la confrontación, criminalizar su protesta y amenazarlos. “Si se ha llegado a 55 días de paro es porque antes no nos habían escuchado y porque (las autoridades) hicieron todo lo posible para ignorar nuestras peticiones”, afirmó uno de los estudiantes. Aunque los directivos del plantel “Pedro de Alba” han sostenido cuatro diálogos públicos con la comunidad estudiantil, los paristas aseguran que no han podido esbozar una estrategia para dar respuesta a los casos de violencia de género y acoso sexual contra las estudiantes y garantizar que estudien en espacios seguros. En su lugar, la directora del plantel, Gabriela Martínez Miranda, optó por llamar a los padres de familia a presentarse en las instalaciones y que sean ellos quienes pidan la devolución de la escuela. Asimismo, los paristas denunciaron que en redes sociales el dirigente de un grupo porril, conocido como ‘El Maravilla’, aseguró que cuenta con la autorización del secretario de Asuntos Escolares, Luis Miguel Sánchez Tobilla, para entrar a las instalaciones y apuñalar a los paristas. A ello se sumó la amenaza de uno de los consejeros estudiantiles, quien llamó a los alumnos “regulares” a armarse con armas blancas y bombas molotov para recuperar la escuela. Producto de ello, comentaron, la escuela fue atacada hace tres semanas con bombas molotov por un grupo de desconocidos. “Los compañeros pasaron navidad y año nuevo aquí, es desgastante estar aquí, alerta siempre. Nos parece injusto. Pedimos que no se criminalice al movimiento, que no se tomen represalias académicas y jurídicas por todo esto. Al fin y al cabo estamos peleando por el derechos de nuestras compañeras y compañeros, pero para ellos (las autoridades) es más fácil hacer eso: convocar a los padres de familia a que vengan a amedrentar, más que tomar acciones”, lamentaron. Los estudiantes convocaron a una nueva asamblea estudiantil este miércoles 8, con el objetivo de prepararse rumbo al diálogo público que sostendrán con las autoridades universitarias el jueves 9 de enero, en punto de las 13 horas.