Dan a 'Miss Mónica” 31 años de cárcel; 'no tengo por qué pedirles perdón”, dice a los padres

miércoles, 14 de octubre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Aunque hasta el último momento Mónica García Villegas, exdueña y exdirectora del Colegio Enrique Rébsamen, se declaró “inocente” y se rehusó a pedir perdón, fue sentenciada a 31 años de prisión por el delito de homicidio culposo de 19 niños y 7 adultos que murieron en el derrumbe del plantel durante el sismo del 19 de septiembre de 2017. “Miss Mónica”, como se le conocía entonces, deberá pagar 402 mil pesos por concepto de reparación del daño a la familia de cada una de las 26 víctimas que fallecieron en el plantel ubicado en la alcaldía Tlalpan. Además, por el delito de responsabilidad de obras, deberá pagar mil unidades de salario mínimo.
Nota relacionada:
Tres años después, “Miss Mónica” es declarada culpable por muertes en el Colegio Rébsamen El fallo final de la sentencia fue dictado este miércoles, luego de que el pasado 17 de septiembre un juez del Tribunal de Enjuiciamiento del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México la declaró culpable del delito de homicidio culposo. Minutos más tarde, la titular de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), Ernestina Godoy, escribió en su cuenta de Twitter: “Fue un trabajo arduo de ministerios públicos, peritos y @PDI_FGJCDMX para robustecer la indagatoria. ¡Logramos justicia para las víctimas!” La sentencia dictada por los tres jueces del Tribunal, sin embargo, fue menor a la que la FGJ capitalina solicitó: 74 años de prisión y cerca de 2 millones 100 mil pesos por reparación del daño para cada una de las víctimas.

“Perdón no, porque soy inocente”

Horas antes de escuchar la condena que la mantendrá en el Reclusorio Preventivo Femenil de Santa Martha por más de tres décadas, García Villegas lanzó una frase demoledora para los padres de los niños y adultos que fallecieron aquella tarde en el momento en que el sismo cimbró a la Ciudad de México. “Yo no tengo por qué pedirles perdón a ustedes de eso. Perdón no, porque soy inocente”, dijo en su última declaración hacia los deudos. En el receso que decretó el juez, Rosendo Gómez, abogado de la hoy sentenciada, lo contó: “La maestra les externó directamente a ellos y decirles que trató de ser amable, yo traté de ofrecerles un pésame, no lo quisieron aceptar. Y ella dijo: ‘yo no tengo porque pedirles perdón a ustedes de eso, perdón no, porque soy inocente”. Su abogado, Rosendo Gómez, secundó a su cliente: “La maestra se considera inocente, yo la considero inocente y por eso no les va a pedir perdón”. Por eso, el litigante exigió una sentencia equitativa, no un “castigo soberbio”, y adelantó que una vez dictada la sentencia presentará una apelación y demás recursos hasta lograr la liberación de su cliente. Lo dicho por “Miss Mónica” provocó la molestia de los padres de los niños fallecidos, ya que, desde el inicio del juicio oral, demandaron que ella pidiera perdón y les ofreciera su pésame.

¿Qué hizo “Miss Mónica”?

Mónica García Villegas era la dueña y directora del Colegio Rébsamen, el cual se derrumbó durante el sismo del 19 de septiembre de 2017. Fallecieron 26 personas, 19 menores de edad. Al investigar los hechos por los cuales colapsó el edificio, el Tribunal de Enjuiciamiento encontró culpable a “Miss Moni”, como le decían los padres y alumnos del colegio. Tras el terremoto y el derrumbe decidió desaparecer. Después se descubrió que había presentado documentación falsa para construir el inmueble, realizando obras irregulares, además de que no respetó las normas de construcción sobre el número de niveles del inmueble, ni el tipo de uso de suelo autorizado en la zona, poniendo en riesgo a la comunidad educativa. La Interpol buscó a García Villegas, pero fue hasta mayo de 2019 cuando se entregó de manera voluntaria. Fue aprehendida formalmente y trasladada al Centro Femenil de Readaptación Social de Santa Martha Acatitla.