Nacional

Revisión en restaurante de Polanco genera trifulca entre verificadores y empleados

Según Invea, minutos después de la suspensión al Fisher’s Polanco, los verificadores fueron agredidos física y verbalmente por un grupo de personas, entre ellos trabajadores del establecimiento.
lunes, 16 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La revisión del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) para que establecimientos comerciales cumplan las medidas sanitarias por la pandemia de covid-19 generó una trifulca entre verificadores y personal del restaurante Fisher’s Polanco, en la alcaldía Miguel Hidalgo.
            
En respuesta a ese hecho, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que este lunes tendría una reunión virtual con los alcaldes y el Invea para acordar acciones que eviten la repetición de casos como el de Fisher’s, pero advirtió que seguirán las verificaciones. 

“Vamos a seguir insistiendo en el cumplimiento del cierre de bares en la ciudad durante estos días del programa ‘Reabre’, como la ocupación en los restaurantes, que por un lado está bien por el tema económico, evidentemente, pero justo ahora que están subiendo las hospitalizaciones, pues es muy importante que se guarden todas las medidas sanitarias. Entonces va a seguir trabajando el Invea junto con las alcaldías”, afirmó.

La gresca en el restaurante de Polanco ocurrió la noche del sábado 14, cuando verificadores llegaron al establecimiento ubicado en la avenida Horacio y observaron que al parecer no se cumplía con las medidas sanitarias establecidas “y que la actividad preponderante era la venta de bebidas alcohólicas”, por lo que suspendieron el lugar.

Según un comunicado del Invea, minutos después de la suspensión, los verificadores fueron agredidos “física y verbalmente por un grupo de personas, entre las que se encontraban trabajadores del establecimiento”, y ocasionaron serios daños al automóvil en cuyo interior se encontraba personal del Invea, “tales como cristales rotos y daños considerables en la carrocería”.

Para frenar el zafarrancho, al lugar llegaron decenas de policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), quienes rescataron a los verificadores y detuvieron a dos personas para presentarlas al Ministerio Público. En tanto, el Invea presentó una denuncia penal por los delitos de daño a la propiedad y amenazas. 

En un video que circuló en redes sociales, un hombre identificado como Manolo Ablanedo G. grabó a los verificadores dentro del auto, mientras se dirigía a Sheinbaum y al alcalde Víctor Romo: "que vean el abuso de confianza del Invea que todo el tiempo abusa de la industria restaurantera, que nos tiene en un hilo y, hoy por hoy, no nos vamos a dejar. ¡Ya basta de abuso!”. La arenga del hombre fue seguida por otras voces.

En otras imágenes se observa cómo policías intentan escoltar el auto del Invea que avanza lentamente, mientras trabajadores del lugar hacen de todo para dañarlo. El restaurante quedó suspendido.