Nacional

Sin miedo al covid-19, rinden culto a la Santa Muerte

Cientos de creyentes se aglomeran en Tepito y Tultitlán sin respetar la sana distancia, sin cubrebocas y en contra de las recomendaciones de las autoridades sanitarias por la expansión del coronavirus.
lunes, 2 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los creyentes en la Santa Muerte le rindieron culto en Tepito, pero no respetaron la sana distancia ni hicieron caso a la advertencia de que se podría regresar al semáforo rojo ante el aumento de contagios de SARS-CoV2 causante de covid-19 en la capital del país.

En la calle Alfarería, en la Colonia Morelos, donde se ubica uno de los altares del culto a la Santa Muerte más concurridos de la ciudad, el domingo 1 de noviembre las personas se conglomeraron sin acatar las recomendaciones de las autoridades para no salir el Día de Muertos.

Aunque algunos llevaron hasta caretas, otros no usaron el cubrebocas para poder mostrar su rostro pintado, o solo por no portarlo, unos más lo traían mal puesto, pero todos, mujeres, hombres y hasta niños caminaron codo a codo para acercarse lo más posible al altar, llevarle arreglos florales y otras ofrendas. Hubo hasta mariachis.

La colonia Morelos está dentro de la lista de colonias en semáforo rojo por el alto número de contagios de SARS-CoV2.

En los alrededores del Centro Histórico de la Ciudad de México también se colocaron altares de la Santa Muerte.

También en el Edomex

En Tultitlán, Estado de México, el altar de la Santa Muerte, de 22 metros de altura, ubicado en este municipio recibió a cientos de creyentes de este culto, quienes llegaron desde temprana hora a honrar a la Niña Blanca como también la conocen. Le cantaron Las Mañanitas.

“Hoy recibimos a nuestros difuntos y celebramos a la Santa Muerte porque ella viene y acompaña a nuestros fallecidos para que puedan llegar a la tierra y decirles todo eso que no pudimos decirles en vida”, aseguró la hermana del fundador del santuario, Crisel Legaria.

En este sitio, de acuerdo con El Universal, se exigió el uso de cubrebocas, el respeto a la sana distancia, se les tomó la temperatura a los visitantes y se les proporcionó gel antibacterial. Entraron en grupos y solo pudieron permanecer unos minutos en el lugar.

Ante la afluencia de visitantes, se espera que continúe abierto este 2 de noviembre.

Comentarios