Nacional

Sangre hallada en vecindad de la CDMX es de niños descuartizados

La Fiscalía de la Ciudad de México informó que los dos detenidas por su presunta responsabilidad en el doble homicidio ya fueron vinculados a proceso
sábado, 7 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) confirmó que las manchas de sangre encontradas en un cateo en la vecindad de la calle República de Cuba 86, colonia Centro, corresponden a las de Alan Yair “N” y Héctor Efraín “N”, cuyos restos mutilados fueron hallados dentro de bolsas negras en calles del Centro Histórico la madrugada del 1 de noviembre.

Además, informó que las dos personas detenidas por su presunta responsabilidad en el doble homicidio ya fueron vinculados a proceso. Sin embargo, solo Edgar “N” fue acusado por ese crimen, al ser sorprendido cuando trasladaba los restos humanos.

Baltazar “N” fue imputado por el delito de narcomenudeo, pues traía droga cuando fue detenido en el cateo en la vecindad arriba mencionada; no obstante, se presume que él fue quien llevaba la carretilla de inicio.

En un comunicado, la FGJCDMX aseguró que los resultados de los análisis realizados por expertos en genética de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales confirmaron que las manchas hemáticas halladas durante el cateo el pasado jueves 5 en el domicilio mencionado de la alcaldía Cuauhtémoc sí corresponden a las de los dos menores de origen mazahua que fueron vistos por su familia por última vez el 27 de octubre.

Ese resultado prueba que los cadáveres de los adolescentes estuvieron en ese lugar –ubicada como centro de operación de la delincuencia organizada–, antes de ser trasladados en un “diablito” a la calle de República de Chile, donde se le cayeron a uno de los detenidos. No obstante, la autoridad aún no confirma si fue ahí mismo donde fueron asesinados, torturados y mutilados.

Durante el cateo, las autoridades también hallaron ropa relacionada con el crimen, aunque de ello no proporcionaron información.

Los detenidos

La FGJ capitalina agregó que, tras la obtención de datos de prueba en su investigación “sólida y científica”, logró que jueces de control, en audiencias por separado, dictaran auto de vinculación a proceso contra dos hombres, posiblemente relacionados con la muerte de Alan Yair y Héctor Efraín.

Sobre Edgar “N” –quien fue detenido por policías cuando llevaba el “diablito” con las cajas que contenían los restos de los menores–, dijo que se acogió a la duplicidad del término constitucional.

Pero al reanudarse la audiencia, se recordó que el juez calificó como legal su detención y el agente del Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación Estratégica del Delito de Homicidio formuló la imputación, por lo que se le confirmó como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa y se le vinculó a proceso. El juez fijó tres meses de plazo para el cierre de la investigación complementaria.

Respecto a Baltazar “N” –capturado en el cateo del 5 de noviembre–, en la audiencia, el juzgador calificó como legal su detención y el Ministerio Público de la Fiscalía de Investigación Estratégica Central formuló imputación por posibles delitos contra la salud, “en su modalidad de narcomenudeo, hipótesis de posesión con fines de comercio, y cohecho”.

El juzgador le fijó como medida cautelar la prisión preventiva justificada y determinó un plazo de 15 días para el cierre de la investigación complementaria. La Fiscalía dijo que continúa la integración de la carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado, pues “cuenta con datos suficientes” para relacionarlo con el crimen contra los menores.

De acuerdo con la Fiscalía, Baltazar “N” habría sido quien sacó “el diablito” con los restos humanos de la vecindad de República de Cuba 86, pero cuando iba por la calle República de Chile, se le cayeron, por lo que regresó corriendo al lugar inicial. Así se observa en videos filtrados por la autoridad. Se presume que Edgar “N” se aproximó a las cajas para llevárselas a otro lugar, pero fue sorprendido por policías.

Comentarios