CDMX

Sheinbaum revira a Collins: está acusado de corrupción, que devuelva lo robado

Sheinbaum aclaró la acusación que hizo Raymundo Collins sobre que la persecución en su contra es motivada por una "venganza personal" de la jefa de gobierno.
miércoles, 6 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que las órdenes de aprehensión contra el exdirector del Instituto de Vivienda de la Ciudad de México (Invi), Raymundo Collins, no son asuntos personales ni políticos, sino investigaciones sobre actos de corrupción y delincuencia y, por ello, le demandó “¡que devuelva el dinero, el señor, que se robó!”.

Así respondió a las acusaciones que el exjefe de la Secretaría de Seguridad Pública hizo esta mañana en una entrevista radiofónica, en la que aseguró que las investigaciones, cateos y congelamiento de cuentas bancarias obedecen a una “venganza personal” de Sheinbaum en su contra.

Cuestionada al respecto en videoconferencia, la mandataria local aseveró que Collins “está acusado de corrupción y tiene dos órdenes de aprehensión… cuando se es corrupto, se es delincuente. Y eso se acabó en este gobierno. Y eso es lo que ellos no alcanzan a entender. ¡Que devuelva el dinero, el señor, que se robó!”. 

La primera orden de captura, detalló, está relacionada con la adquisición de un predio en la alcaldía Álvaro Obregón por alrededor de 40 millones de pesos “que no pasaron por ninguna normatividad del Invi, ningún Comité, y que fueron otorgados por adelantado a una empresa para construir una obra de departamentos de más de 70 metros cuadrados”.

Para esa edificación, añadió, no había “padrón de beneficiarios y con una hoja que estaba inscrita en el expediente en donde estaba dividido a servidores públicos del anterior gobierno cuánto le tocaba de cada una de esas viviendas a cada uno de estos servidores públicos. Si eso no es corrupción, pues…”. La segunda orden, siguió, es “muy similar”, pero en la alcaldía Iztapalapa.

Sheinbaum Pardo recordó el resultado del cateo realizado el pasado 30 de octubre en un predio en Morelos, presuntamente propiedad del exfuncionario, donde fueron hallados vehículos de lujo, lanchas, motocicletas. 

Y dijo: “que yo sepa, pues fue servidor público por muchísimos años en el gobierno de la ciudad. Entonces aquí no es un asunto político, ni personal, ni nada. Es una orden de aprehensión”.

También aclaró que esa orden la otorgó un juez, no la Fiscalía General de Justicia local. “Se construyen las carpetas de investigación, como es el caso de otros servidores públicos del anterior gobierno, que están hoy en reclusión o en el caso de otros servidores públicos del anterior gobierno, que en realidad no eran servidores públicos, porque ser servidor público es otra cosa. Eran delincuentes”. 

La visita a la oficina de Collins

En la entrevista radiofónica que Raymundo Collins ofreció esta mañana, acusó que la supuesta “venganza personal” de Sheinbaum Pardo en su contra se originó luego de una visita que ella, como delegada de Tlalpan, le hizo a la dirección del Invi para pedirle “una cosa indebida” relacionada con una construcción, aunque no dio detalles.

Sin embargo, la jefa de gobierno sí los dio, no sin antes comentar que tal acusación le daba risa. “Recuerdo muy bien esa reunión. Fui a ver al director del Invi y lo que le solicité es que se revisara un proyecto donde había muchísima oposición vecinal que es Rubí 38. Yo me había comprometido con los vecinos a revisarlo. Es un desarrollo que inclusive todavía ahora se está disminuyendo en una parte muy importante el número de viviendas que estaban programadas ahí en Valle Escondido en la alcaldía de Tlalpan”.

De acuerdo con la versión de la mandataria, ella le dijo a Collins: “solicito a nombre de los vecinos que se revise este proyecto que, además, tiene muchísimas irregularidades en su aprobación”.

Después, consideró: “que una persona fuera a pedirle una petición ciudadana, pues eso probablemente él lo considere algo a lo que no está acostumbrado, porque él estaba acostumbrado más bien a los negocios”. 

Sheinbaum aprovechó para decir que en esa visita le llamó la atención que la oficina de Collins estaba adornada con tapetes persa. “Totalmente fuera de lo que normalmente se encuentra uno en una oficina”.

 Por último, la morenista reiteró que su gobierno “sí estamos contra la corrupción y que quede bien claro”.

Caob

Comentarios