UNAM

Sheinbaum tacha de hipócritas a defensores de la UNAM que se opusieron a su gratuidad

Claudia Sheinbaum aseguró que quienes antes se opusieron a que la UNAM fuera gratuita, hoy “muy hipócritamente salen en su defensa”.
miércoles, 27 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que quienes antes se opusieron a que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fuera gratuita, hoy “muy hipócritamente salen en su defensa”.

En otra oportunidad de seguir la polémica generada por el presidente Andrés Manuel López Obrador contra esa casa de estudios, la mandataria capitalina recordó su participación en el movimiento estudiantil universitario de 1987 en contra de la intención de “elitizarla” y “privatizarla”, y destacó como un orgullo que la UNAM siga siendo la institución pública de la nación.

“No se nos debe olvidar, porque además fui partícipe de esos movimientos, que se quiso privatizar a la Universidad Nacional Autónoma de México durante el neoliberalismo, que se quiso ‘elitizar’ a la Universidad Nacional Autónoma de México; que, de hecho, la Universidad ha tenido muy poco incremento de la matrícula”, dijo.

Y recordó: “En el 86-87 fui parte de un movimiento estudiantil que se opuso a las reformas que quiso imponer el entonces rector (Jorge) Carpizo, que consistían en elevar las cuotas; es decir, que se pagara por la educación. Hoy, en la UNAM se pagan centavos realmente y nosotros siempre luchamos porque la universidad pública sea gratuita, está establecido en la Constitución, y además así debe ser porque la educación es un derecho”.

Sheinbaum Pardo celebró que existan escuelas privadas, pero subrayó que “el Estado de Bienestar tiene que garantizar la educación, desde el preescolar hasta la universidad, e inclusive, aquel que lo desee, el posgrado”.

Y se mostró abierta al debate: “Fíjense, fueron las universidades públicas donde se dio la ‘Estafa Maestra’. O sea, desviación de recursos públicos para usos electorales, utilizando a las universidades públicas. ¿Cómo se presta una Universidad pública a la desviación de recursos?”.

Luego acusó que los “partidos conservadores, que entonces hablaban de la necesidad de elevar las cuotas, de elitizar, de que se hiciera más estricto el examen de admisión, de que cómo era posible que hubiera pase automático de las prepas, de los CCH a la Universidad, ellos estaban en contra, es más, estaban en contra de la Universidad Nacional Autónoma de México”.

Incluso mencionó que hubo “movimientos conservadores” dentro de la UNAM, “que siempre han existido, porque la Universidad es plural; pero esos que hoy salen a la defensa de la Universidad de la Nación, de la Universidad pública, son los que se han opuesto a que la Universidad sea gratuita; son los que se han opuesto a que haya investigación dentro de la Universidad Nacional, a que se cumplan las grandes funciones de la Universidad Nacional, y esos son los que ahora –la verdad, desde mi punto de vista– muy hipócritamente salen en su defensa”.

Durante mucho tiempo, agregó, esos grupos “hablaban de que la Filosofía o la Historia no deberían de tener recursos; durante mucho tiempo se planteó eso, como si no fueran importantes”.

Y recordó que “fueron movimientos en contra del neoliberalismo que iniciaba en nuestro país y querían privatizar y elitizar las Universidades públicas”. Después, abundó, no se crearon nuevas universidades, más que la Autónoma de la Ciudad de México --hoy la Universidad “Rosario Castellanos”-- aunque sí se crearon algunos institutos tecnológicos.

Como tercer punto, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, consideró necesario que los universitarios discutan la distribución del presupuesto universitario y cómo ha crecido la burocracia en su interior.

“No está mal que se abra esa discusión dentro de la Universidad y fuera de la Universidad, guardando siempre la autonomía universitaria que, desde mi perspectiva, pues son los propios universitarios quienes lo deben de decidir”, finalizó.

Comentarios