CDMX

Policía resguarda templo de San Judas Tadeo por festejo de feligreses, verifican protocolos sanitarios

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) implementó un operativo con 250 policías, alrededor del templo ubicado en el Paseo de la Reforma y la avenida Hidalgo, así como en la estación del Metro Hidalgo.
jueves, 28 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de que el año pasado, el templo de San Hipólito y San Casiano permaneció cerrado por la pandemia de Covid-19, el primer minuto de este 28 de octubre abrió sus puertas para recibir a miles de feligreses de San Judas Tadeo, conocido como “El patrón de las causas difíciles”.

Con el fin de resguardar a los visitantes y mantener la seguridad y vialidad en los alrededores, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) implementó un operativo con 250 policías, apoyados con 16 vehículos oficiales, seis motopatrullas, dos grúas, un helicóptero de agrupamiento Cóndores y paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM).

Los policías también verificarán que los protocolos sanitarios por el virus Sars-Cov-2, sean respetados, entre ellos, el uso obligatorio de cubrebocas y gel antibacterial.

Además, realizarán acciones de vigilancia, seguridad y control de tránsito, además de cortes a la circulación, para evitar el congestionamiento vehicular, así como garantizar la movilización peatonal.

Debido a la concentración de personas alrededor del templo ubicado en el Paseo de la Reforma y la avenida Hidalgo, así como en la estación del Metro Hidalgo, la dependencia dirigida por Omar García Harfuch sugirió a los automovilistas, las siguientes alternativas viales:

-Eje Central Lázaro Cárdenas, las avenidas Chapultepec, Fray Servando Teresa de Mier y José María Izazaga, Doctor Río de la Loza, Circuito Interior, Insurgentes, Eje 1 Norte y avenida Ricardo Flores Magón.

Por su parte, operadores del Centro de Comando y Control (C2) Centro y del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5) de la Ciudad de México, realizarán monitoreos para detectar cualquier acto que pudiera alterar el orden público o pongan en riesgo la seguridad de las personas.

El dispositivo continuará hasta las 23:00 horas en que se espera el desfogue de feligreses que acudan a la última misa.

Comentarios