CDMX

Un adulto mayor de CDMX murió de un infarto poco después de recibir vacuna de Pfizer

Una persona adulta mayor que había recibido la vacuna de Pfizer en la alcaldía Azcapotzalco murió poco después de un infarto, informó la secretaria de Salud de la CDMX, Oliva López.
lunes, 15 de marzo de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro). - Una persona adulta mayor de 60 años que fue vacunada este domingo contra el covid-19 con el biológico de Pfizer en la alcaldía Azcapotzalco falleció poco tiempo después, aunque su muerte no fue a consecuencia del biológico, sino por un infarto cardiaco, informó la secretaria de Salud capitalina, Oliva López.

“Esa persona sí fue vacunada, después de un cierto tiempo que ya salió de la observación, cuando llegó a su casa se quedó dormida y falleció, desafortunadamente”, aseguró en videoconferencia. Y aunque no precisó edad y sexo de la persona, debido a que son datos personales, aseveró: “lo que más interesa fue que no fue una reacción adversa grave a la vacuna”.

La funcionaria añadió que, tras el aviso del fallecimiento, personal médico “hizo la investigación epidemiológica de inmediato y lo que tenía esta persona, es que ya era un enfermo cardíaco, ya grave, hipertenso, diabético. Incluso, estaba bastante avanzada su enfermedad, que su cateterismo había tenido que ser pospuesto por no estar en condiciones de hacer esa intervención. Entonces, fue un infarto y fue una persona que desafortunadamente había sido vacunada en la mañana”.

Cuando ocurre un caso de gravedad tras recibir la vacuna, detalló, la gente llama al 911 y se debe hospitalizar. De inmediato, se inicia un seguimiento epidemiológico y “se traslada una brigada para hacer todo el estudio epidemiológico del ESAVI -Evento Sospechoso Asociado a Vacunación o Inmunización–, para asegurarse que no está vinculado a la vacunación, o seguir investigando si es que, probablemente, pudiera estar asociado”.

En ese proceso también se toma una muestra para descartar Covid-19 “y en este caso fue negativa”. La investigación incluye el interrogatorio a los familiares y la revisión de pruebas de laboratorio. En este caso, detalló, “se tenían varios de los estudios, los antecedentes de enfermedad de la persona que falleció”. Los resultados se reportan a nivel local y nacional con las autoridades sanitarias.   

La persona que ayer falleció, reiteró López Arellano, “era un paciente muy frágil, ya enfermo crónico, con una enfermedad cardíaca crónica, que se había complicado en los últimos meses e incluso en febrero había estado hospitalizado”. 

Luego, comentó que en adultos mayores “muy frágiles, muy enfermos, muchas veces puede coincidir un evento y no es relacionado con la vacuna”.

Respecto al resto de las incidencias tras recibir a vacuna, la titular de la Sedesa informó que solo unas 10 personas han tenido “eventos de molestia, de cierto dolor en articulaciones, pero no hay mayor problema”

Comentarios