Coronavirus

Con largas filas y sin sana distancia, arranca la vacunación en Iztapalapa y la GAM

En un recorrido por Macro Unidades de Vacunación de ambas demarcaciones, los organizadores coincidieron en que llegó mucha gente que no tenía cita ni registro o que no le tocaba la dosis este día.
viernes, 2 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el inicio de la vacunación contra covid-19 para adultos mayores de 60 años en Iztapalapa y Gustavo A. Madero, las alcaldías con mayor cantidad de población de la Ciudad de México, se presentaron largas filas, sin sana distancia, personas sin cita o que no les tocaba ese día y otras con molestias porque no se respetó el sistema de horarios.

Durante el primer día de la sexta etapa del Programa Nacional de Vacunación en la CDMX, en las siete sedes de Gustavo A. Madero se aplicaron 43 mil 226 dosis del biológico ruso Sputnik V y en las ocho de Iztapalapa fueron 53 mil 395. Con estos números, se rebasó el millón de vacunas -un millón 31 mil 760- de primera dosis de una población objetivo estimada en 1.65 millones.

En un recorrido por Macro Unidades de Vacunación de ambas demarcaciones, los organizadores coincidieron en que llegó mucha gente que no tenía cita ni registro o que no le tocaba la dosis ese día, pero a sus cónyuge y les decían que se quedara en la fila también. Esa, dijeron, fue una de las causas de las filas de más de un kilómetro que rodearon los deportivos, escuelas y demás instalaciones sedes, aunque el avance fue fluido.

Sin embargo, ya cuando las personas entraban, tras comprobar su residencia, la atención del personal médico, de la Guardia Nacional y de las distintas áreas de participación del gobierno se tornaba rápida y sin contratiempos.

“¡Por fin nos tocó!”: vecinos de GAM 

En el deportivo Carmen Serdán, en la colonia Loma de la Palma, en la zona de Cuautepec, alcaldía Gustavo A. Madero, una de las más marginadas y violentas de la CDMX, los adultos mayores comenzaron a llegar desde las 6 de la mañana, por lo que, poco después de las 8 horas, ya había alrededor de 200 personas formadas.

Sin embargo, el simulacro hecho un día antes, sirvió para que el personal médico atendiera la demanda con rapidez y sin contratiempos.

“Tenemos mucha gente, esperábamos como seis mil, pero yo creo que vamos a vacunar como a ocho mil personas hoy”, explicó a Proceso Víctor Hugo Borja, coordinador nacional médico del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y encargado de supervisar la vacunación en la CDMX.

Durante la supervisión del funcionamiento en esa unidad, agregó: “La fila está larga, pero está fluyendo. Estamos descongelando más vacuna porque es la Sputnik y esa requiere aplicarse en las siguientes dos horas después de que la descongelamos. Es por eso que las células no están tan llenas”.

No obstante, aclaró: “En este congelador llegaron 26 mil dosis, no tenemos ningún problema. Tenemos suficiente para tres días, garantizado”.

A diferencia de la población que ha asistido a otras unidades por la vacuna, en este punto llamó la atención la elevada cantidad de adultos mayores en silla de ruedas con una o ambas piernas amputadas, así como con bastones o andaderas. También fue notorio el alto número de personas con problemas de obesidad mórbida.

En el área de recuperación, Irma Cerón, de 63 años, habitante de la colona Zona Escolar, no podía ocultar su alegría: “Me siento contenta por recibir la vacuna. Ya nos tocó, qué bueno. Yo dije: ¿por qué somos los últimos, por que estamos al norte de la ciudad? Pero ¡por fin ya nos tocó!”.

Otro hombre, de paso lento, se levantó de la silla para salir del módulo, no sin antes agradecer al personal: “Gracias a Dios y a ustedes muchachos. ¡Qué Dios los acompañe!”.

“¿Para qué dan citas, si no respetan?”: Iztapalapa

En la Macro Unidad ubicada en las instalaciones del Sistema de Transportes Eléctricos (STE), en la colonia San Andrés Tetepilco, alcaldía Iztapalapa, algunas personas tuvieron que esperar formadas alrededor de una hora, antes de pasar al módulo a recibir el biológico.

Abraham Carcoba acompañó a su tía, habitante de la colonia El Triunfo, debido a que es sorda y necesitaba quien respondiera a los cuestionamientos de los servidores de la nación para llenar su registro y para que le tradujera las indicaciones médicas antes y después de recibir la vacuna.

El mismo proceso ha hecho con sus papás y otros familiares que tienen la misma discapacidad auditiva y a los que ha llevado en distintas alcaldías. Por eso, notó la diferencia en este punto:

 “Están muy desorganizados porque no respetan los horarios de las citas. En otros puntos no tardan ni 30 minutos y aquí estuvimos en la fila como una hora. Además, están un poco desorganizados también en el llenado de los registros”, dice.

Un hombre que escucha la conversación, le hace segunda: “Es cierto, ¿para qué nos dan cita si no se respeta? De todos modos nos mandan a formar a la fila!”.

Ese comentario fue común en las largas filas que se formaron en ese punto, así como en las instalaciones de Telecomm y el Deportivo Santa Cruz Meyehualco.

Ante ello, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, escribió en su cuenta de Twitter: “Hemos tenido algo de filas en algunos centros de vacunación en Iztapalapa. Les pedimos a las personas adultas mayores de esta alcaldía que nos ayuden respetando en la medida de lo posible el día de vacunación por la primera letra del apellido. Gracias gracias”.

Vacunación en casa

Respecto a la vacunación de las personas postradas en sus casas que no puedan ir a los centros de vacunación, el coordinador nacional médico del Insabi, Víctor Hugo Borja, explicó el procedimiento:

“En las otras alcaldías, a partir del día 3 empezábamos a vacunar en los domicilios. Ahora, en cinco días vamos a terminar en las sedes y después vamos a ir a sus domicilios”, dijo.

Pidió a los adultos mayores esperar a que servidores de la nación o personal de la Secretaría de Salud local les llamen por teléfono, con base en los datos que dejaron en el registro en la página de “Mi Vacuna” del gobierno federal.

Y si no se registraron, les pidió llamar a Locatel para que los registren y les digan qué día pasarán a su casa a vacunarlos.

Por último, subrayó: “Pueden estar tranquilos, tenemos la suficiente vacuna para todos e iremos a vacunar a todos los que están postrados”.

Comentarios