Nacional

Esposo de Alejandra Barrios alega que fue detenida por "venganza política"

"Esto es una venganza política, óiganlo bien. Lo dijo Bejarano y no lo negó, que el policía que acusa a Diana y Alejandra fue a pedirle a Bejarano ayuda y se la dio. Así es que, detrás de esto está René Bejarano, Dolores Padierna y la doctora Sheinbaum", acusó Javier Sánchez, esposo de la lideresa.
viernes, 25 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Javier Sánchez, esposo de Alejandra Barrios Richard, acusó que la detención de ésta, ocurrida ayer por la noche, se debe a una “venganza política” y alertó de su “delicado” estado de salud por las secuelas que le dejó el covid-19; la audiencia inicial será este mediodía.

En tanto, su defensa legal, Abel Flores, adelantó la petición a las autoridades para que la mujer de 78 años pueda llevar el juicio en libertad, debido a su edad y su estado de salud y aseguró que “no se va a fugar”.

Se prevé que uno de los argumentos que presente la defensa de Barrios Richard es que, el día y la hora en que el policía que la acusa, identificado como Martín Rebolledo, esposo de su sobrina Claudia Barrios, la hoy detenida estaba en el Hospital Dalinde recibiendo atención médica por covid-19, hecho del que podría atestiguar el médico que la atendió.

La detención de la exdiputada local del PRI, de 78 años, ocurrió alrededor de las 21:00 horas de ayer, cuando salía de cenar de un café en la colonia Jardín Balbuena, alcaldía Venustiano Carranza. Ahí la esperaban policías de Investigación para leerle la orden de aprehensión por los delitos de extorsión y robo en pandilla, ambos agravados.

Alrededor de la media noche, Javier Sánchez alertó:

“Mi esposa, desde el covid, ha estado muy delicada. Ella tiene que tener oxígeno todas las noches –dos o tres horas- por prescripción médica. Le dijo el neumólogo que un año iba a dilatar ella por la edad. Es una persona de 78 años que está tomando mucho medicamento”.

Agregó que la lideresa de ambulantes padece presión baja y problemas de la tiroides. “Tiene muchos males, toma mucho medicamento, está muy delicada, incluso, todos los domingos va a ver a una doctora que le da tratamiento”, dijo.

Luego, hizo la acusación política: “Es una persona que no pudo haber estado ni estuvo en el lugar de los hechos y menos como pandillera. Esto es una venganza política, óiganlo bien. Lo dijo Bejarano y no lo negó, que el policía que acusa a Diana y Alejandra fue a pedirle a Bejarano ayuda y se la dio. Así es que, detrás de esto está René Bejarano, Dolores Padierna y la doctora Sheinbaum, porque ¿quién manda aquí, quién da línea a los jueces y todo?”

Y sentenció que “si algo le pasa a mi esposa, porque está muy delicada de salud, ellos van a ser los responsables”.

 “No se va a fugar”: la defensa

Abel Flores Ramírez, abogado de Alejandra Barrios, llamó al juez que solicitó la orden de aprehensión a que “la señora Alejandra pueda obtener una libertad, que siga su juicio en libertad. No es un delito que, en principio, amerite prisión preventiva oficiosa”.

Agregó que su defendida “puede estar acudiendo a las audiencias que se le citen y puede acudir al juicio. No se va a fugar de esta situación, va a darle frente al mismo y solicitamos a las autoridades jurisdiccionales que le den ese respeto al derecho humano a una justicia, a esa presunción de justicia, que no se le imponga una pena anticipada ni que se le ingrese a prisión por una venganza política”.

Por lo pronto, dijo que tienen antecedentes del caso porque se trata de la misma acusación por la que el pasado 17 de marzo fue detenida la hija de Alejandra, Diana Sánchez, quien se encuentra en prisión preventiva en el penal femenil de Santa Martha.

No obstante, aclaró que necesitan ver la carpeta de investigación para conocer en concreto la acusación y, a partir de ahí, preparar la estrategia legal para defenderla.

La audiencia inicial para Alejandra Barrios será este viernes al mediodía en los juzgados que están a un costado de la sede de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Comentarios