Morena

Les fallamos a AMLO y Sheinbaum, dice Citlalli Hernández sobre resultados en CDMX

Luego de perder la mayoría de las alcaldías en la CDMX, Citlalli Hernández, secretaria general de Morena, consideró que el partido le falló al presidente López Obrador y a la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum.
martes, 8 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A pesar del exponencial crecimiento de su partido en el país, la pérdida de importantes espacios en la capital del país y en el Estado de México dejó un sabor agridulce a la dirigencia nacional de Morena, en particular a su secretaria general, Citalli Hernández, quien no duda en afirmar que le fallaron al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Además, reparte responsabilidades al afirmar que el 85% o 90% de las decisiones fueron del presidente del partido, Mario Delgado.

En declaraciones al noticiario Astillero Informa, que conduce el periodista Julio Hernández, la secretaria general de Morena reconoció que existen dos proyectos al interior de su partido: el de quienes buscan su moderación y el de quienes quieren radicalizarlo e impulsar la transformación.

Sin embargo, ella es de la idea de hacer las cosas diferentes, pues no debe permitirse que las mezquindades y los errores, el pragmatismo y los intereses debiliten a un proyecto en el que creen millones de personas.

Citlalli Hernández reconoció que existe un sector de la militancia de Morena que está dudoso y cree que ella fue “cómplice o florero” en la toma de decisiones durante la campaña, pero recordó que el mayor peso lo tiene la presidencia del partido, por ejemplo, en las áreas de finanzas, comunicación, estrategia, por lo que señaló que “el 85, 90 por ciento de la toma de decisiones la tuvo Mario [Delgado]”.

Sobre los resultados en la Ciudad de México, donde Morena apenas ganó siete de las 16 alcaldías, Citlalli consideró que “es algo lastimoso” y que faltó acercamiento con la clase media.

“Fallamos en la labor militante”, dijo y añadió que se subestimó la guerra sucia y la desinformación.

Sin embargo, consideró que la capital del país sigue siendo un bastión de la izquierda y resaltó que, pese a toda la guerra mediática y la difusión de mentiras contra el gobierno, así como a la crisis interna de Morena -que estuvo ausente dos años como” herramienta del pueblo”-, “hay un avance” de la transformación.

Aun así, no tuvo empacho en enfatizar que si se trata de pagar culpas por los resultados electorales en el Valle de México ella estaba en la mejor disposición de poner sobre la mesa su renuncia como secretaria general de Morena.

Comentarios